La pandemia revela una debilidad oculta del gobierno

0
101
Protestas callejeras en Panamá. (Foto: EFE).

Por Ramiro Vásquez Ch.

La pandemia de Coronavirus (Covid-19) arrastra viejos y acumulados problemas que se expresan en una crisis global con sus manifestaciones particulares en cada región del mundo.

Para Panamá, que ya poseía un modelo agotado, tratar de abordar la crisis en base a esas plataformas, es casi un suicidio.

Las contradicciones se expresarán en el campo social, con grandes repercusiones en la política. Me siento pesimista en la capacidad de la actual gobernanza para abordar con audacia este momento.

Asimismo, las luchas intestinas restan capacidad para emprender el llamado golpe de timón en la esfera gubernamental.

La carencia de una organización política cohesionada se manifiesta en sus acciones. Así lo expresa el reciente cambio de gabinete y una posible ruptura del aparato partidario que debió ser punto de apoyo a la gestión de Laurentino “Nito” Cortizo.

Lo mediático en lo político es una evidente lucha por el control del Partido Revolucionario Democrático (PRD) y la gran confusión en las políticas de alianzas para administrar la transición a un proyecto mayoritario al servicio de la nación.

Antes de fin de año, surgirán en este país nuevos movimientos enarbolando las viejas consignas que pesan como el gran asunto pendiente en el ámbito social.

Si el gobierno panameño no tiene la capacidad para liderizar ese momento, lo más probable es que sea superado por los acontecimientos que han recrudecido en medio de la pandemia de Covid-19.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here