La ocupación en Panamá y los retos de la Política Laboral

0
139
Las mujeres han sido las más afectadas por la pandemía.

Por Mgtra. Irma Tuñón Berrocal
Investigadora, Vicepresidenta del Consejo Nacional de la Mujer (CONAMU)

El 49,9% de las personas ocupadas en Panamá está en la informalidad, revela el Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC). En el ámbito nacional, 1,655.122 personas están ocupadas. El 49,9% registra una condición de informalidad, es decir que carecen de los niveles mínimos de protección laboral, como lo son la seguridad social y la relación contractual, según revela la Encuesta de Mercado Laboral Telefónica (EMTL), del Instituto Nacional de Estadística y Censo, realizada en junio de 2021.

Del total de personas que declararon estar ocupadas, el 59% son hombres y el 41% son mujeres. Se observa una menor participación de las mujeres ocupadas.

Según el director general de Empleo del Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral, Alfredo Mitre, “Los jóvenes y las mujeres son los más afectados por el desempleo”. Destacó que por lo menos el 10% de las personas con contratos suspendidos no recuperan su trabajo o no tendrán sus mismas condiciones laborales. (Mitre, octubre 2021).

En el área latinoamericana y del Caribe, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) , señaló en su informe de políticas de género y mercado laboral, que en la región más de 4 millones de mujeres no han retornado al trabajo.

“Este primero de mayo, en el Día Internacional del Trabajador, debemos tener muy en cuenta que enfrentamos un retroceso preocupante en la igualdad de género en el trabajo y, por tanto, la región necesita redoblar esfuerzos para recuperar el terreno perdido y generar más y mejores oportunidades laborales para las mujeres”, dijo el director de la OIT para América Latina y el Caribe, Vinicius Pinheiro.

En esta nota técnica de la OIT, en la que se analizan las políticas de igualdad de género y mercado de trabajo, durante la pandemia del Covid-19, se informa que la desocupación femenina aumentó, pero lo más impactante fue la salida masiva de la fuerza de trabajo, que llevó las tasas de participación laboral a niveles que no se veían hace dos décadas, acotó Pinheiro.

La pandemia golpeó en mayor medida a las mujeres y ha colocado a la región ante el desafío de enfrentar un retroceso sin precedentes de igualdad de género en el trabajo, destaca la nota de la OIT.

El análisis de la OIT sostiene que las medidas adoptadas para atender la emergencia sanitaria, como el cierre de los centros educativos y al cuidado en forma generalizada, tuvieron un impacto negativo en la participación laboral femenina.

A ello, se suman los sectores de actividades donde más impactaron las medidas de aislamiento social (Comercio, restaurantes, hoteles y actividades de esparcimiento, entre otras), ya que son intensivos en mano de obra femenina.

La pandemia agudizó las desigualdades estructurales existentes, tanto en la participación como en los ingresos económicos, comentó la especialista regional en Economía Laboral de la OIT Roxana Maurizio.

La autora de este artículo, tras una reunión sobre el tema de empleo y desempleo en la población.

En esa mirada de la desocupación de la población en Panamá y en la región, los expertos recomiendan que no deben ser retiradas en forma anticipada las medidas de transferencia o ayuda en especies para garantizar las condiciones mínimas que permitan sostener el crecimiento del empleo.

La desigualdad conspira fuertemente contra el desarrollo y es el problema más grave que tenemos hoy, ha manifestado al respecto Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina (CEPAL).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here