La lógica de la vida

0
79
Toma de agua del IDAAN en el ago Alhajuela, en Panamá.

Por Rafael García Denvers
Coordinador de Vanguardia Torrijista (VT)

Lo importante es no perder las metas y objetivos definidos por las organizaciones sociales en la lucha por el derecho a la vida y al bienestar social. Por ese motivo, reproduzco un artículo fechado en septiembre de 2016, que hoy, ante los efectos presentes del Fenómeno del Niño y del Cambio Climático, adquiere actualidad y vigencia.

El soberano es, de hecho, el obligado a defender en forma beligerante su futuro y el derecho colectivo a la vida. No se debe olvidar su rol como garante del cumplimiento del contrato social por parte de los gobiernos de turno. Sin la debida supervisión y presencia de las organizaciones populares, los gobiernos se convierten en cómplices de los poderes fácticos y del capital financiero.

La lógica la da la vida. Sus caminos no aceptan engaños

Reconocer la importancia del agua para la vida humana es actualmente natural, ubicarnos en las prioridades de su uso depende de la miseria social y de los intereses de grupo.

El agua, en sí, no puede tener dueño. Es un actor natural que sustenta las características de este planeta. Sin fuentes hídricas, es insostenible toda presencia de naturaleza viva y de algo más que rocas en este mundo denominado tierra. Por ello, hay que ubicar el agua según su relación con el efecto que produce, sin muchas confusiones:

• La de consumo humano, garantiza la vida y la existencia. Somos, al menos, 80% agua.

• La de consumo de plantas y animales, permite la variedad de flora y fauna y, por ende, de plantas y animales que sirven de alimento al hombre. Sin ellos, no existiría la especie humana sobre la faz del planeta. Agricultura y ganadería son posibles sólo en presencia del agua.

• La de uso para bienestar humano donde se localizan otras aplicaciones menos esenciales del agua, pero no por ello menos útiles e importantes:

o Ríos y mares para transporte, como en el caso del Canal interoceánico existente en Panamá y todo el andamiaje logístico en el ámbito mundial.

o Hidroeléctricas para alimentar de energía a casas, fábricas y comercios entre otras facilidades y necesidades de la vida moderna.

• La de renovación de vida por la ruta del ciclo del agua que permite al agua ser un recurso natural renovable. El ciclo de agua incluye como factor inherente las lluvias y determina el conocido y mencionado Cambio Climático.

La humanidad, como ente colectivo, no debiese tener problemas para ubicar una ruta de acción ante la problemática ambiental que se le presenta, si ve y ubica sus acciones con referencia al papel específico del recurso agua con relación a la esencia del problema. Y la esencia del problema es la vida, el derecho a la vida del hombre y las especies del planeta, aunque fuese por mero egoísmo, sin plantas y animales el hombre se extingue.

La dificultad aparece cuando ingresan a ese escenario los intereses individuales y la apropiación de los recursos para enriquecer a unos cuantos en su sed de dinero y poder.

Es necesario salvar el medio ambiente para promover la vida, garantizar alimento y permitir al hombre su existencia. El recurso agua debe responder, primero, a las prioridades de vida (consumo humano y obtención de alimentos), luego a las de bienestar del hombre y la sociedad y, finalmente, muy dependiente de las anteriores al usufructo económico, sin detrimento del colectivo social. Para ello, hay que sustentar un ambiente natural en el que el ciclo del agua pueda desarrollarse plenamente.

El agua es un recurso renovable que, en gran medida, determina los niveles de salud y de satisfacción de necesidades de cualquier comunidad humana. Por ello, tiene que ser un recurso sin dueño. Además, cualquier atentado contra el mismo es un atentado a la raza humana y como tal debe ser castigado.

La práctica impuesta por los entes de poder (políticos y económicos), de tratar los problemas del agua por separado según el accidente local, consumo humano, agricultura y energía no es más que un método para evitar la unificación de quienes plantean la lucha por la vida contra los que sólo cuentan las monedas obtenidas del despojo y la rapiña.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí