La economía el día después de la pandemia

Pronunciamiento de la VT-Colectivo Bayano

0
582
La cuarta reunión virtual de la dirección política nacional de la Vanguardia Torrijista (VT) y del Colectivo Bayano, realizada el martes 7 de abril de 2020, somete a consideración de la ciudadanía panameña el siguiente pronunciamiento.

Pronunciamiento de la VT-Colectivo Bayano
La economía el día después de la pandemia

Un plan de rescate, debe estar condicionado a la inversión y participación directa del Estado como accionista, bajo los principios de la Democracia Social que reduzca la iniquidad.

Las organizaciones empresariales en Panamá, demandan que el Estado decrete la moratoria de los intereses bancarios y condone sus deudas, al amparo de la crisis provocada por el covid-19, en tanto que alzan la voz para exigir que no se aprobara la Ley de moratoria del pago de los servicios públicos en favor de los trabajadores que han sido despedidos.

En la disyuntiva entre la vida y la economía, se pronuncian de manera grosera apegados a sus cajas registradoras, al mejor estilo de Donald Trump, al señalar: Para el CONEP la moratoria es extemporánea. “De nada va a servir un país con población 100% sana si se va a tener un país en bancarrota”. (Julio De La Lastra)

El empresariado no está informado que la pandemia derrotó al neoliberalismo y las principales potencias europeas elaboran políticas económicas que rompen con el tabú del Consenso de Washington. En esta de crisis no hay espacio para la colectivización del riesgo privado como en el 2008, cuando se salvaron los bancos con el impuesto de los contribuyentes.

Los cambios que impone la crisis obligan a la ruptura los tabúes del neoliberalismo a ultranza, sin cerrar la participación de ningún sector o actividad económica, incluida la participación del Estado como inversionista.

“No free lunch” se debate en la Unión Europea

La reunión virtual del Eurogrupo, para tratar de acordar un plan económico ante la crisis provocada por el Covid-19, fracasó debido a la condicionalidad exigida por Holanda, enfrentada a la posición de Italia que demanda la “mutualización” de la deuda (compartir costes y riesgos mediante la emisión de bonos), es decir, la colectivización del riesgo.

La otra vía: romper todos los tabúes

Peter Altmaier, ministro de Economía de Alemania anunció un paquete económico, que no descarta la nacionalización de las industrias estratégicas afectadas por la crisis. El ministro alemán afirmó que había que romper todos los tabúes y empezar una intervención temporal y decidida en el sector privado:

“No puede haber ningún tabú. Es necesario un apoyo estatal temporal y limitado, así como participaciones y adquisiciones”, declaró Altmaier en una clara revisión del Consenso de Washington de la principal economía de la Unión Europea.

Un Pacto Político Nacional

En Panamá, al igual que las otras economías a nivel global, el escenario ha producido y/o producirá un profundo daño estructural en el funcionamiento reproductivo de la riqueza y de los bienes. El principal objetivo debe ser la recuperación y ampliación del empleo, bajo el principio de un sistema que reduzca la inequidad de manera sostenible. Esto sólo se podrá lograr con la Democracia Social que el Torrijismo planteo como principio.

Más que simples medidas de reactivación económica, elaboradas por el gobierno y la empresa privada, es necesario un Pacto Político Nacional, para adoptar las medidas o transformaciones económicas y sociales que emanen del acuerdo o consenso con todas las fuerzas productivas, los partidos políticos y las organizaciones sociales más representativas en todos los campos.

La economía post pandemia

El modelo, para contribuir a la recuperación económica de empresas en riesgo, deberá garantizar el empleo de los trabajadores y el retorno de la inversión pública.

El plan incluye la compra por el Estado de paquetes de acciones comunes en los sectores estratégicos de la economía, cuyo desempeño depende de la ventaja competitiva que les ofrece la posición geográfica privilegiada del país y la explotación de los recursos naturales; entre ellos los puertos, minas, líneas aéreas, hidroeléctricas, la agro industria y agroexportación.

Por tanto, rescate post pandemia, con financiamiento estatal, deberá condicionarse al modelo de Estado inversionista corporativo, ya probado en Panamá. consistente en la compra por el Estado, a precio de mercado en la actualidad, de hasta el 49% de las acciones comunes de las empresas en riesgo, a fin de garantizar la empleabilidad y derechos laborales de los trabajadores, el estricto cumplimiento de las regulaciones ambientales principalmente en sector minero, la fijación de políticas portuarias y el estímulo del turismo. En el modelo operador privado conservará la gestión de la empresa y al menos el 49% de las acciones comunes, en tanto que los trabajadores podrán comprar hasta el 2% de las acciones.

Este plan no incluye las actividades del Canal de Panamá, que está regulado por el Título XIV de la Constitución Política de la República de Panamá.

Sectores económicos en riesgo como los servicios turísticos, de hotelería, o la industria de la construcción, por ejemplo, no serán objeto de este paquete de rescate. Estos serán incorporados a otros planes que no involucren la participación accionaria del Estado.

¡Con mis impuestos no!

El riesgo privado no deberá ser colectivizado, por tanto, en Panamá no habrá espacio para la “mutualización”. Un plan de rescate, debe estar condicionado a la inversión y participación directa del Estado como accionista, bajo los principios de la Democracia Social que reduzca la iniquidad.

Cecilio Simon
Coordinador General

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here