Materiales nucleares robados en EE.UU. siguen desaparecidos

0
19
Un barril con un símbolo de advertencia de radiación.

Materiales nucleares robados en EE.UU. siguen desaparecidos

Material nuclear robado el año pasado en Texas a empleados del Departamento de Energía de EE.UU. sigue desaparecido, revela una organización de periodistas.

HISPANTV

El Centro para la Integridad Pública (CPI, por sus siglas en inglés) estadounidense publicó el lunes que las autoridades de Washington no han recuperado el material nuclear robado el 21 de marzo de 2017 de un vehículo alquilado de dos “expertos en seguridad” del Departamento de Energía, ni ha identificado siquiera a sospechosos del robo.

El CPI recuerda que los dos agentes se dirigieron entonces al Laboratorio Nacional de Idaho, centro de investigación de la referida Cartera, con la misión de recoger en la institución unas muestras de plutonio y cesio, y de asegurarse de que no cayeran en manos equivocadas.

Los especialistas se dirigieron desde allí para pasar la noche al hotel Marriott de San Antonio (en el estado de Texas), y dejaron los materiales en su automóvil al estacionarlo en el aparcamiento del establecimiento. A la mañana siguiente, encontraron la ventana del vehículo destrozada. Las muestras no estaban.

Ninguna investigación ni análisis forense ha podido desde entonces, revelan ahora los periodistas de investigación del CPI, encontrar ninguna pista útil para elucidar quién cometió el robo.

Los reporteros señalan que, pese a haber sido acusadas las autoridades estadounidenses de silenciar el incidente, hace tiempo que la Policía abandonó los esfuerzas por localizar las sustancias.

El plutonio es una de las sustancias más peligrosas que existen. Fue el componente principal de la infame bomba atómica Fat Man (“hombre gordo”), que mató a 70.000 personas en Nagasaki en la II.ª Guerra Mundial. El cesio radiactivo también se puede usar en bombas sucias radiactivas.

Si bien no está claro cuánto material nuclear se robó, un experto ha dicho al CPI que sólo se necesitan siete libras de plutonio para crear una ojiva nuclear funcional.

Carlos Ortiz, portavoz de la Policía de San Antonio, ha dicho por su parte a los periodistas, que los funcionarios “nunca hubieran debido dejar sin supervisión en un vehículo un instrumento sensible como ese”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here