¡Insólito! ¿Golpe de Estado en Estados Unidos de Norteamérica?

Trump revive una norma de 1807, la Ley de Insurrección, una ley federal que le permite desplegar tropas en el territorio estadounidense para reprimir el desorden civil, la insurrección y la rebelión.

0
214
Ciudades como nueva York, Los Ángeles y Chicago reportaron disturbios, saqueos y destrucción durante la noche.

José Dídimo Escobar Samaniego
Abogado
Analista político
Publicado en las redes sociales

Nunca nos pudimos imaginar que, el asesinato de George Floyd, un crimen racial en medio de la pandemia de COVID-19 que, lleva casi 2 millones de contagiados y más de 107 mil muertos, fuera el cóctel que prendiera el alma del pueblo norteamericano, cansado de tanto abuso policial contra los negros, latinos, otras razas.

Ley de insurrección de 1807

Ayer el presidente Trump, tuvo que escarbar en el baúl de la historia, para revivir una norma de 1807, la Ley de Insurrección, una ley federal que le permite desplegar tropas en el territorio estadounidense para reprimir el desorden civil, la insurrección y la rebelión. La ley fue invocada por última vez durante los disturbios por la brutal agresión contra Rodney King en 1992 en Los Ángeles.

Violación de la Primera Enmienda 

Pero resulta que esta norma interfiere con la Primera Enmienda de la Constitución Norteamericana Adoptada el 15 de diciembre de 1791, y en cuyo contenido prohíbe la creación de cualquier ley que reduzca la libertad de expresión, que vulnere la libertad de prensa, que interfiera con el derecho de reunión pacífica entre otras libertades y derechos.

Al adoptarse por el Ejecutivo, sin tomar el parecer al Congreso, la decisión de “toque de queda” en todos los Estados de la Unión, y la convocatoria de la Guardia Nacional y el Ejército para sofocar la rebelión popular que se manifiesta pacíficamente en las calles, queda violentada la Primera enmienda de forma flagrante.

Trump no solo ha invocado una ley antigua que confronta la Primera Enmienda, para tratar de contener el levantamiento popular en casi todos los Estados, sino que ha dicho «Estoy movilizando todos los recursos federales disponibles, civiles y militares, para detener el disturbio y saqueo, para poner fin a la destrucción e incendio provocado y para proteger los derechos de los estadounidenses respetuosos con la ley, incluso sus derechos de la Segunda Enmienda», afirmó ante los periodistas.

Tump invierte el orden jurídico

No admite que, la violación de la Primera Enmienda de la Constitución que, conforme a la Pirámide de Kelsen, tiene prelación sobre las Leyes. Lo que ha hecho Trump, es invertir el orden jurídico, porque ha hecho prevalecer una Ley, sobre la Constitución, y eso lo pagará muy caro ante el pueblo norteamericanos que, ha visto la movida como un hecho sencillamente inaceptable, porque ellos concurren a las manifestaciones sin armas.

Ya lo dijo Simón Bolívar hace 200 años atrás: «Maldito el soldado que apunta su arma contra su pueblo».

Trump echó gasolina al fuego

El candidato del partido Demócrata, Joe Biden, sin hacer prácticamente nada, hoy día aventaja a Trump, por mas de 16% de las preferencias, como castigo de la sociedad norteamericana al mal manejo de Trump en la pandemia, haber incitado a la violencia, es decir haberle echado gasolina al fuego en el conflicto interno en Estados Unidos, donde se propaga la idea del supremacismo blanco y el trato con sevicia a los negros, latinos y otras razas, sobre todo gente pobre.

Familiares de Floyd ponen en evidencia manipulan la autopsia 

En el día de ayer, la familia de George Floyd, dudando de la necropsia realizada por los forenses del condado de Hennepin (Minnesota), quienes “no encontraron pruebas físicas que respaldaran un diagnóstico de asfixia traumática o estrangulamiento, sino que alegaron que la muerte ocurrió como resultado de la combinación de las circunstancias de su detención, problemas de salud y, probablemente, sustancias tóxicas que habría consumido la víctima” Argumento que discurre como encubridor del discurso oficial.

Los parientes de Floyd ordenaron una autopsia independiente, con un personal de amplio prestigio científico, libre de toda manipulación, y el mismo ha determinado que; la muerte del afroamericano fue «un homicidio causado por asfixia debido a la compresión del cuello y la espalda que condujo a una falta de flujo sanguíneo al cerebro».

El peso del oficial en la espalda, las esposas y el posicionamiento fueron factores contribuyentes, porque perjudicaban la capacidad de funcionamiento del diafragma de Floyd, dice el informe, que concluyó que Floyd murió en el lugar.

Esto dejó en evidencia las manipulaciones oficiales aplicadas a los informes técnicos, lo cual desnuda la corrupción que campea en contra de los ciudadanos, lo cual vino a ser un elemento de indignación aún mayor en el drama que vive Estados Unidos y de los cuales, nuestros países, no son ajenos.

Todo lo que está ocurriendo allá, también tiene repercusiones acá. Lo cierto que la crisis es planetaria, y debemos orar a Dios para que todo lo que suceda sea para bien, para ampliar las libertades y derechos del hombre y no para conculcarlos y someternos, porque fuimos llamados a libertad por el que, nos creó.

¡Así de sencilla es la cosa!

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here