Hacia dónde vamos en las nuevas elecciones

3
159
RUBEN D. SOUSA B. reconocimiento de Bayano digital a una vida de lucha y orientación del movimiento popular

Hacia dónde vamos en las nuevas elecciones

Por Rubén D. Souza B
Dirigente histórico del Partido del Pueblo

El proceso electoral que se desarrolla en Panamá está caracterizado por seguir el rumbo del empirismo. Es decir, predomina el análisis de la experiencia sensual, inmediata, omitiendo la necesidad de tomar conciencia de nuestros antecedentes y experiencias históricas, de sus consecuencias actuales y lo que nos señala el desarrollo obligatorio y necesario, reemplazado actualmente, por el dominio de los gerentes, con omisión, en general, de los intereses y opiniones de las fuerzas productivas.

Estas omisiones en el actual proceso electoral, conduce a soluciones subjetivas, reformistas, superficiales y a propuestas demagógicas y defraudantes.

Si estas fueran las consecuencias de estas elecciones, indudablemente, sus resultados serán un fraude, de más de los mismo, en condiciones, que el sistema que nos impuso la invasión yanqui en 1989, después de 30 años, nos ha colocado ante un abismo preñado de corrupción, crisis de los servicios públicos, estancamiento, atraso en el desarrollo económico , desigualdad social, (somos uno de los países más desiguales en el mundo) y el retraso de la educación que nos aísla de la revolución técnica-científica que está cambiando el conocimiento y la vida social en el mundo entero.

Si las próximas elecciones dan por resultado más de lo mismo, lo que es posible por estar dominadas por propuestas reformistas, el pueblo se enfrentará a un fiasco y engaño muy grave.

Aunque las masas no tiene la suficiente conciencia de la crisis social que nos estremece y sus causas, cada día crece el descontento, la insatisfacción y la rebeldía frente al orden decadente de todos los grandes partidos que han dirigido el poder nacido de la invasión, ya que la frustración popular está desestabilizando ese poder en crisis.

No se puede ignorar la tradición del pueblo panameño por 500 años de marchar hacia una sociedad mejor y libre ya que la misma aún palpita en el pueblo, en las condiciones presentes, pese a las rémoras y vende-patria actuales. Esto se repite actualmente con una demanda más firme, consiente y con más experiencia de lucha.

La conciencia progresista y popular llena más espacio cada día , por lo que, el resultado de estas elecciones, de más de lo mismo, provocará una actitud popular que no será la misma de conformismo. Mucha agua está corriendo bajo el puente, por las condiciones singulares que nos ha legado nuestra experiencia histórica, y por las nuevas experiencias en el mundo global, en América, en el subcontinente de América Latina y el Caribe y en nuestra comunidad inmediata de Centro América.

Es un absurdo examinar la realidad actual panameña, sin tomar todos los factores como si muchos de ellos provinieran del espacio externo, separados de nuestro mundo. Nuestro país es parte de este mundo, de lo bueno y lo malo y al caminar por él, según lo que hoy nos plantea la ONU, se deben seguir los objetivos sustentables del desarrollo, como una senda de progreso de toda la humanidad, en paz y prosperidad.

Estas elecciones le pone al pueblo un dilema, o seguimos el viejo camino de la opresión colonialista yanquis y sus esbirros y sirvientes oligárquicos panameños, o emprendemos otro camino nuevo, el camino de la liberación nacional culminante, marcado por la democracia nacional participativa, pluralista, de distribución más equitativa de la riqueza y de mayor preparación de las fuerzas productivas a los nuevos niveles de conocimiento técnico e innovador, que la revolución científico – técnica ha alcanzado actualmente.

3 COMENTARIOS

  1. Siempre he admirado la prosa de Don Rubén Darío Souza, desde hace mucho tiempo cuando compartíamos la misma aula de clases de una de las primeras escuelas de periodismo, que funcionó en el recién creado Instituto Justo Arosemena, en su primer local de Perejil. Lo fundamental de sus conceptos nos llena de idealismo puro. Su acerbo,brillante aún a su edad, nos inspira para continuar bregando por un país igualitario. Saludos a un gran guerrero.

  2. Gracias por el envío
    Ruben Dario Sousa Batista mantiene una inquebrantable y consistente postura de que tengamos claro que la oligarquía y el imperialismo siguen siendo los enemigos a batir;no importa sus variantes (neoliberalismo,neocolonialismo etc.)
    Lo que nos falta es comprender la importancia de las alianzas con todos los sectores progresistas,que los hay en todos los partidos,hasta los de derecha recalcitrante. La tarea mínima de hoy es que votemos por la sobrevivencia del FAD y sacar los candidatos que podamos.

    • Saludos, compañero, muchas gracias por tus comentarios, creo que los resultados electorales demandan una profunda reflexión sobre la necesidad de construir puentes y establecer alianzas de los sectore progresistas. Desde Bayano hacemos esfuerzos en esa dirección-

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here