Globalismo justo o unipolarismo.

0
63

Por Jairo H. Pertuz
Periodista

¿Hacía dónde proceden las prácticas políticas y geopolíticas de este mundo, cada vez más ruin para con los seres humanos? Para muchos, los hechos demuestran claramente hacia dónde se pretende llevar a la humanidad, en su mayoría sometida a poderes terrenales inescrupulosos que no respetan edades, sexo, países, ni leyes humanas ni divinas.

Un caso local y latinoamericano que provoca rechazo y hasta asco por su trascendencia, son los llamados TPC o TLC, todos leoninos y de sometimiento para mantener ventajas y dominio de un grupo de países sobre la mayoría de los demás. Es algo obsceno y maquiavélico, pero así es y así se viene aceptando.

Según voceros autorizados del sector agropecuario panameño, el TPC o mamotreto firmado con nuestro “socio” comercial del Norte, lesiona gravemente la existencia del pueblo panameño. Así se desprende de afirmaciones de estos voceros que sostienen que 4 rubros sobresalientes de ese sector básico de la economía sumaria hasta un 50%. ¿Es esta una relación justa de un país súper poderoso con un pequeño país del cual todavía se benefician pasando por el Canal, de forma gratuita, todos sus navíos de guerra?

Por otro lado, la guerra que se libra entre Ucrania y Rusia es apoyada por nuestro “socio”. Aún dándose a miles de kilómetros del continente americano, ese es su parecer y derecho. Pero, ¿por qué ser tan injustos con los mal llamados países del “patio trasero”? Esa guerra está afectando, además, los precios internacionales, entre ellos los productos e insumos del agro, hasta en un 30%, según cálculos de expertos. Quienes estén apoyando esa guerra provocada —que pudo evitarse—, lo hacen por intereses globalistas de dominio. Ellos son responsables de las consecuencias de este nuevo ataque mortal a toda la humanidad.

¿Acaso se puede pedir sensatez?

Quienes nos sorprendidos hace 50 años y más con el maquiavelismo, vemos esto en vivo y hasta con sádico cinismo justificatorio. Igual comprobamos hoy que Sodoma y Gomorra han quedado en pañales, cuando vemos a degenerados que compran niños y niñas en cautiverio para satisfacer sus depravaciones. Algunos señalan que existe un selecto grupo de un llamado Estado Profundo (?) que compra todo y de todo. ¡Dios nos ampare!

Acusan a Vladimir Putin, presidente de Rusia, de ser comunista. ¡Hasta dónde llega la ignorancia o la mala fe, siendo esto un total absurdo! Putin ha hecho lo que haría cualquier presidente estadounidense: defender la seguridad nacional de su país. Y respecto al territorio del Dombask, lo hizo después de esperar más de 8 años a que pasaran los ataques contra estos 2 pueblos, tal como ya ha sucedido en Europa con otras naciones.

No tenía que haber guerra. Pero parece que hay un interés de que sigan dándose guerras. Estas empiezan y se dan con todo tipo de desinformación clásica y común en Occidente, mostrando sólo la cara como conviene a poderosos intereses. O, acaso informan cada día sobre lo que viene sucediendo hace varios años en Yemen, lo que ha sido denunciado hasta por organismos internacionales, o lo que acontece en los pueblos de Libia, Sudán, Siria e Irak? O, ¿acaso no son seres humanos los de allá? No sé si quienes toman esas decisiones no creen en Dios, porque, de cualquier fe religiosa que sean, deben saber que lo que vienen haciendo, lo pagarán.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here