FMLN de El Salvador: una propuesta de gobierno de unidad con el pueblo, afirmó candidato presidencial

0
81
Simpatizantes del FMLN de El Salvador.

Por Raimundo López
Sputnik

San Salvador, 26 jul (Sputnik) – El candidato presidencial del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional de El Salvador (FMLN), Manuel Flores, afirmó a Sputnik que el partido de izquierda presentará una plataforma de unidad con el pueblo para las elecciones de febrero próximo, dentro de su proceso de recuperación y crecimiento junto a la gente.

“Un plan de unidad del pueblo, donde nadie se sienta discriminado ni perseguido por pertenecer a otro partido”, dijo Flores, de 58 años de edad, ex alcalde y ex diputado popularmente conocido como el Chino, quien el pasado día 16 fue electo como el aspirante a la presidencia en las internas del partido.

“Mi plataforma va a hacer con la gente, con los sectores, yo no la voy a hacer con tres pelones en una mesa, mi plataforma va a ser con la gente, para después cumplirle a la gente, porque la gente se va a empoderar de la plataforma, y la gente además de exigir va a participar para cumplirla”, subrayó.

Aseguró que su plan de gobierno será diferente al del gobierno del presidente Nayib Bukele y su partido, Nuevas Ideas, que presentaron “una plataforma bellísima, donde te puso trenes, aviones, etc”., construida con cuatro gurus, pero incumplida.

“Nosotros vamos a hacer una plataforma apegada a realidades y la realidad está en el pueblo, con los empresarios, con los campesinos, con los obreros, amas de casa, intelectuales, los artistas, jóvenes, artesanos, sindicalistas, líderes religiosos”, precisó.

Prometió además una campaña electoral “de unidad, de entusiasmo, de amor, de solidaridad, porque ya basta con tanto odio y división en El Salvador. Todos somos salvadoreños y salvadoreñas, debemos enfocarnos en el rumbo de nuestra nación, tomando en consideración también nuestros pueblos originarios”.

Flores expresó además optimismo sobre la capacidad del FMLN de recuperarse tras las derrotas electorales en las presidenciales de 2019 y las legislativas y municipales de 2021, luego de sus victorias en las de 2009 y 2014, que le permitieron gobernar el país durante 10 años.

Consultado si considera que el partido ya se ha recuperado, respondió: “Es la pregunta que nos hacemos todos los días en el partido, los militantes, porque este es un proceso, digamos, de recuperación, no solamente de la estructura, sino de la moral, si no recuperas la moral, difícilmente recuperas la estructura, porque (con una) estructura sin moral no existes”.

Opinó que el primer paso en ese camino lo dio la militancia en las elecciones internas, totalmente presenciales (la mayoría de partidos usó el voto electrónico) y con una participación alta, pues -dijo- “eso dice mucho de la importancia que la militancia le tomó a la posibilidad de elegir sus candidatas y candidatos”, entre ellos la mayoría jóvenes y casi la paridad entre hombres, el 53 por ciento, y mujeres, el 47.

“Tampoco quiere decir que ya nos recompusimos, que ya estamos en un proceso de moralización completa, pero ya es un paso importante”, precisó.

Flores apuntó como otro elemento positivo la amplia votación de los militantes parte de la gran emigración a otros países, estimada en casi la tercera parte de la población salvadoreña, y quienes ejercieron su derecho a elegir sus candidatos en todos los continentes.

“Aunque venimos de dos derrotas electorales, los tiempos por los cuales nosotros las sufrimos, son diferentes a la actualidad. Lógicamente ahora estamos en oposición, y las derrotas las sufrimos en el gobierno”, dijo aludiendo al desgaste que genera el ejercicio de la administración pública.

“Y ese desgaste no necesariamente lo tuvimos que haber sufrido si hubieras hecho las cosas de manera correcta, o más correctas, pues… Nunca abandonar al pueblo, nunca abandonar la base, cumplirle a la gente las expectativas de un partido revolucionario, y, por lo tanto, el debate debemos hacerlo en ese sentido”, agregó.

“Uno debe reconocer los errores, rectificar y avanzar, y en ese contexto uno debe entender con claridad las palabras de Fidel (Castro), que uno debe ser firme, firme, con la revolución”, subrayó.

“El FMLN como partido no es responsable de algunas malas acciones que se hayan hecho como funcionarios, el partido político no tiene responsabilidad alguna de aquel funcionario que le delegaste la tarea y no la cumplió”, expresó.

El dirigente explicó que muchos que se fueron a votar por otras fuerzas políticas consideran hoy que sus expectativas fueron burladas, “y -señaló- se dan cuenta que no era su partido”.

Manifestó su creencia que entonces “la gente en su desesperanza prefiere no votar por nadie”, y prevé “un ausentismo y un abstencionismo grande para las próximas elecciones”, pero ante esa situación “está el FMLN para recuperar la confianza del voto que se fue y de la base que se ha quedado”.

“Entonces nosotros estamos haciendo los cálculos y los análisis sobre la base de los resultados, la opinión y el silencio de la población. Eso es importante, la población no opina y si opina, opina con miedo”, apuntó.

“Por eso creo que para que la gente vuelva a creer en nosotros, que ya lo está haciendo, debemos bajar al territorio, no ser dirigentes de mesa, sino de territorio, y por eso hace cuatro años yo tomé la decisión de lanzarme al terreno, de tomar y empuñar mi bandera, y lo seguimos haciendo”, afirmó.

Flores reaccionó con serenidad al ser consultado sobre si no considera aventurado enfrentar en las urnas a un candidato como Bukele, que busca la reelección, y quien en todas las encuestas tiene índices de popularidad y de aprobación en su cuarto año de gestión que rondan el 90 por ciento.

“Una cosa es lo que se dice y otra cosa lo que existe. Yo no estoy en el metaverso, estoy en el pueblo, ahí estoy con la gente, a diario, y allí la cosa es diferente, el sufrimiento del pueblo por la falta de alimentos, por lo caro de todo, por la falta de empleo, por lo caro de las medicinas, que ya no les dan alimentación a los niños en las escuelas”, afirmó.

“Tú puede ser que estés confiado, pero nosotros venimos de luchas más duras, contra las dictaduras militares, no contra feibuqueros y tuiteros, hemos enfrentado dictaduras militares”, agregó.

¿Se siente, entonces, confiado?

“No confiado, nos sentimos optimistas y claros de la lucha que vamos a dar”, respondió.

El FMLN fue fundado el 10 de octubre de 1980 por las cinco organizaciones que entonces luchaban con las armas contra las dictaduras militares que dominaron El Salvador a lo largo de casi todo el siglo XX, con un sostenido apoyo económico y militar de Estados Unidos.

Derrotada la dictadura tras 12 años de guerra civil, fueron firmados los Acuerdos de Paz el 16 de enero de 1992 y al año siguiente la ex guerrilla se convirtió en partido legal.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí