¿Es Panamá un barco a la deriva?

0
266
Nave sin rumbo.

Por Alberto Velásquez
Periodista y relacionista público

Los recientes acontecimientos, que derivaron en los escándalos de corrupción y de abusos en los albergues infantiles en Panamá y que en apariencia provocaron la renuncia del procurador, Eduardo Ulloa, se convirtieron en fundamento para que un amigo del presidente Laurentino Cortizo le aconsejase al mandatario cambiar el actual rumbo del gobierno.

Samuel Lewis Galindo, destacado empresario, fundador del Partido Solidaridad, del que provino originalmente Cortizo, confesó que le dio mucho trabajo tener que criticar al gobierno de su mentor, debido a qie le tiene gran cariño. No obstante, aclaró que, sobre todos los sentimientos personales, está primero Panamá.

El empresario resaltó que “este gobierno defiende a los funcionarios cuando son acusados de irregularidades”. No hay que legislar mucho con las maniobras de las que han sido protagonistas una gobernadora y una funcionaria responsable de la atención a la niñez. Al respecto, el presidente manifestó en voz alta, que los acusadores deben presentar pruebas, como si los delitos de corrupción huellas fáciles de detectar.

El caso de los albergues se suma a un rosario de irregularidades que han sido denunciados, pese a de que algunos aduladores de turno lo defienden con argumentos bajo el esquema de que es difícil “gobernar en tiempos de pandemia”.

Lewis Galindo sostuvo que el mandatario no ha tomado una medida que indique que el gobierno está cambiando de rumbo. Añadió que más bien el Órgano Ejecutivo ha seguido una política de dejar que las cosas se arreglen por sí solas,

Licitar nuevamente el alquiler de autos, engrosar la planilla estatal y autorizar contratos directos son hechos que generan desaliento. Esa desilusión coincide con el anuncio de economistas sobre la potencial pérdida del grado de inversión de Panamá, lo que tendría efectos desfavorables sobre la economía de servicios de este país.

Sin importar los resultados, debido al bajo el nivel de capacidad demostrado por altos funcionarios que balbucean a la hora de dar explicaciones a la población, es necesario advertir la explosión social. Entre los inconformes figuran estarán, incluso, quienes apoyaron con sus votos al actual gobierno. Vale suponer que, mientras Panamá siga a la deriva, los resultados serán imprevisibles.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here