Empresa Boliviana de Alimentos: desafío, fusión y sostenibilidad

0
83
Afiche de la seguridad alimentaria boliviana.

Empresa Boliviana de Alimentos: desafío, fusión y sostenibilidad

Por Alejandro Martínez Martínez

La Paz (PL) – Para el gobierno boliviano la seguridad alimentaria es uno de los principales derroteros del proceso de cambio impulsado por la gestión del presidente Evo Morales.

Esto es, esencialmente, en función de priorizar la demanda interna y los programas sociales que garanticen la salud y la nutrición de la población.

Cumplir con la misión de corresponder eficiente y eficazmente el gran compromiso de sostener, por ejemplo, el desayuno escolar y el subsidio prenatal, conlleva en sí mismo un gran desafío, pues parte también del desarrollo de las zonas rurales y la vinculación de los productores a los proyectos del Estado.

Por ello, el gobierno ha concebido obras y programas en múltiples comunidades, como Mi riego y Mi agua, para potenciar el cultivo de quinua, soya, café, entre otros; y la ganadería, fundamentalmente de los camélidos, dígase alpaca, llama o vicuña.

Asimismo, se han ejecutado otros planes en pos del desenvolvimiento económico a través del rendimiento empresarial, el cual dio sus primeros pasos en 2010 a través del Servicio de Desarrollo de las Empresas Públicas Productivas (Sedem).

El principal fin del Sedem es apoyar la puesta en marcha y acompañar las etapas posteriores de desarrollo de las empresas estatales, bajo los principios de generación de valor agregado y su articulación a la matriz productiva, según fuente oficial de la entidad.

Ocho años después, comienzan a palparse los frutos anhelados por un sistema de gobierno que eleva la calidad de vida de la población, como es el caso de la aprobación por parte del gabinete de ministros de la creación de la Empresa Boliviana de Alimentos y Derivados (EBA).

La misma quedó instituida a través del Decreto Supremo 3592 a raíz de la fusión de la Empresa Boliviana de Almendras (EBA), Empresa de Lácteos Bolivia (Lacteosbol) y la Empresa Pública Productiva Apícola (Promiel).

La Empresa Boliviana de Alimentos y Derivados conservó las siglas EBA, de la Empresa Boliviana de Almendras, debido al gran posicionamiento obtenido por esta en Europa, e incluso posee una oficina en la ciudad alemana de Hamburgo, señaló en exclusiva concedida a Prensa Latina por la gerente ejecutiva del Sedem, Patricia Ballivián.

La funcionaria precisó que el Sedem es una incubadora de empresas y la integración de estas tres entidades en la confección de la EBA se debe a que las mismas ya son sostenibles, han generado una especialización y geográficamente lograron expandirse.

Argumentó que “el concepto fusión se dio como un planteamiento de que, en la diversidad de las empresas, las tres que salen son de alimentos y cada una con unidad de negocios diferentes. Las tres se juntan como una empresa de alimentos donde harán todo el proceso de almendras, miel y lácteos”.

Precisó, con vista a esclarecer algunas dudas o planteamientos infundados, que todas las empresas son rentables, generan ingresos y aportan con sus utilidades en la distribución del pueblo, como es el caso del bono Juancito Pinto, programa gubernamental implementado en 2006 con el objetivo de incentivar la matrícula, permanencia del estudiante y culminación del año escolar.

“Todas las empresas salen con evaluación externa. La de mayor crecimiento es la de lácteos, que lo ha hecho 7.3 veces más que las otras, de acuerdo a la valoración de Price Waterhouse, la firma de servicios profesionales más grande del mundo que presta servicios de auditoría, consultoría y asesoramiento legal y fiscal a las principales compañías, instituciones y gobiernos”, aseveró Ballivián.

Según datos de Price Waterhouse, Lacteosbol tiene un valor en el mercado de 611,566.022 bolivianos (88,913.026 dólares), EBA de 382,213.222 bolivianos (55,568.381 dólares) y Promiel de 60,273.914 bolivianos (8,762.972 dólares).

De acuerdo al Sedem, durante la gestión de 2017 Lacteosbol aportó un millón de bolivianos (145.385 dólares) al bono Juancito Pinto, mientras que, desde su creación en 2007, ha pagado más de 100 millones de bolivianos (14,538.581 dólares) en impuestos.

Por su parte, Almendras ha aportado igual cantidad de bolivianos al pago del programa escolar y ha obtenido durante el periodo 2009-2017 una inversión pública de 22,180.000 bolivianos (3,224.657 dólares) y una ganancia por venta de bienes de 620,060.000 bolivianos (90,147.930 dólares).

Promiel alcanzó un acumulado de ingresos por ventas, del 2015 al 2017, de 33,400.000 bolivianos (4,855.886 dólares).

La gerente del Sedem especificó que Lacteosbol y Promiel se complementarán también con los programas de desayuno escolar y prenatal, además de cumplir con la política gubernamental de satisfacer primero la demanda del mercado interno.

Igualmente, refirió que la empresa espera recibir dentro de unos meses la certificación de miel orgánica, para la planta de Monteagudo, por lo que posiblemente este producto sea exportado a través de la referida oficina EBA Europa.

Acerca de Almendras, explicó que se ha recuperado la producción del año pasado, luego de una gran caída debido a las escasas lluvias, por lo cual toda la Amazonía, al norte de Bolivia, sólo produjo el 30 por ciento.

“Este año nos recuperamos y ya estamos por encima del 80 por ciento del promedio. Realmente la almendra es muy demandada y apetecida en el exterior, de gran valor nutricional y nuestros principales mercados son Alemania, Inglaterra y Estados Unidos”, argumentó Ballivián.

Precisó, además, que “los mercados que han abierto cada una de las tres empresas son las oportunidades de las otras; todas están en el rubro alimentos y lo que van a hacer es complementarse”.

De esta manera, la Revolución Democrática y Cultural da otro paso importante en la consolidación del nuevo modelo productivo, en la implementación del proceso industrial y en el fortalecimiento de los pequeños productores y del sector comunitario del país, además de priorizar la alimentación de los bolivianos y potenciar el excedente para la exportación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here