El legado patriótico de Carlos Calzadilla

1
225
Carlos Calzadilla, guía de la juventud revolucionaria.

Por Juan Carlos Calzadilla Carrera
Ingeniero civil y productor agroindustrial

Hoy, Carlos Calzadilla González cumpliría 106 años. Fue un hombre de extracción humilde, hijo de Guillermina de Calzadilla, mujer que no se debe dejar de mencionar, al referimos a este hijo del pueblo.

En 1925, en plena lucha en la Gesta Inquilinaria, junto a su madre, participó en el Parque de Santa Ana en las protestas contra los casatenientes de la época. Esa multitudinaria manifestación popular provocó la invasión yankee en la ciudad de Panamá.

Luego, bajo las influencias de su madre y la lucha antifascista de la Segunda Guerra Mundial, participó junto a destacados panameños en la constitución de la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP). Ese hecho marcó un hito en la lucha por las revivificaciones en defensa de la soberanía Nacional.

De hecho, este dirigente visionario fue delegado al primer Congreso de Estudiantes en Praga, Checoslovaquia, junto a René Miró. En su vida de inquietudes nacionalistas e innegable sentido humano, participó en la década de 1940 en la creación del Frente Patriótico de la Juventud, partido político de gran trascendencia en la lucha por la soberanía nacional.

El 9 de enero de 1964, junto a su pueblo, luchó en la calle ante la agresión cruel de la soldadesca norteamericana, reiterando una vez más su espíritu antimperialista.

Así transcurrió su vida ligado a la lucha por la soberanía nacional, trabajando estrechamente con el general Omar Torrijos Herrera, en el proyecto de liberación nacional, organizando y dándole contendido a la nueva figura del Poder Popular.

En 1989, cuando se produjo la invasión de Estados Unidos a Panamá, a sus 73 años de edad, con graves problemas de visión, Carlos Calzadilla arengo al pueblo panameño, para combatir la brutal agresión imperial extranjera.

Este golpe causado por la intervención estadounidense, le marcó sus últimos años de vida, lo mismo que a muchos panameños de su generación, pues vieron su obra patriótica truncada, por el contubernio oligárquico-imperial.

Hoy, su vida y ejemplo, viven e7u jl alma del pueblo trabajador, junto a miles de mujeres y hombres que siguen enarbolando las banderas de liberación de nuestro terruño.

1 COMENTARIO

  1. Tuve la interesante experiencia de conocerlo. Estuvimos reunidos en varias ocasiones, junto con otros líderes, analizando la situación del país, días antes de la invasión el 89.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here