EL IMPACTO DE LA COVID-19 EN LA EDUCACIÓN

La pandemia de la Covid-19 ha afectado a los sistemas educativos a nivel mundial. Según un informe de UNICEF a inicios de mayo del 2020, aproximadamente 1.289 millones, un 90% del total de estudiantes del mundo han sido afectados.

0
73

Darner A. Mora Alvarado
Salubrista público de Costa Rica
Colaboración para Bayano digital

La pandemia de la Covid-19 ha afectado a los sistemas educativos a nivel mundial; en donde casi la totalidad de instituciones educativas debieron cancelar sus actividades presenciales, con el propósito de disminuir la propagación de la transmisión del nuevo coronavirus SARSCoV-2. Según un informe de UNICEF a inicios de mayo del 2020 aproximadamente 1.289 millones, un 90% del total de estudiantes del mundo, estaban afectados debido al cierre de instituciones educativas.

De estos, 182 países continuaban la interrupción total de los servicios de educación y 8 lo hacían parcialmente (1). Lógicamente el cierre de escuelas en respuesta al Covid-19, ha ocasionado diversos problemas sociales, económicos y sobre todo estudiantiles (2), como el aprendizaje digital, la inseguridad alimentaria, la carencia de un lugar permanente para residir, el acceso a servicios de salud, el acceso a internet y los servicios destinados a personas con alguna discapacidad, entre otros.

La UNESCO, en respuesta al cierre de escuelas recomendó el uso de programas de
aprendizaje a distancia y aplicaciones o plataformas educativas abiertas para que los maestros pudieran utilizar, a fin de llegar a los alumnos de forma remota y no limitar la interrupción de la educación.

Por lo menos 100 países adoptaron alguna forma no presencial o digital, para no incurrir en
la interrupción totalmente de la continuidad de la enseñanza primaria, secundaria e incluso
universitaria. Otras naciones optaron por el cierre de los establecimientos hasta que las tasas de propagación del virus bajaran.

En el caso de Costa Rica, el deterioro y las desigualdades en la educación han sido más
impactantes, debido a la huelga liderada por varios sindicatos en el 2019, del sector público
en contra del plan fiscal que duró 86 días, atrasando la educación en ese año. Luego este
antecedente y con la llegada de los primeros casos de la Covid-19, el 6 de marzo de 2020, el Ministro de Educación Pública toma la decisión de posponer el proceso educativo en modalidad presencial y comenzó la estrategia para la mediación pedagógica denominada “Aprendo en casa” y en el mes de abril las autoridades emitieron el documento de “Orientaciones para el apoyo del proceso educativo a distancia”, aplicando recursos tecnológicos para implementar el aprendizaje a distancia.

No obstante, el sistema educativo costarricense no estaba preparado para ofrecer la educación a distancia en los hogares de los estudiantes, lo cual induce a un menor aprendizaje que en años normales. Mención aparte, es el daño causado a los niños al no poder compartir y socializar con sus compañeros provocándoles ansiedad, frustración y episodios de insomnio.

Quizás la gran ganancia, es que en un futuro inmediato la educación será un híbrido entre
lo presencial y las clases a distancia por medios digitales, lo cual permitirá en algún modo,
disfrutar las clases magistrales de un gran maestro.

Referencias bibliográficas

Wikipedia. Impacto en la educación por la pandemia de Covid-19. En línea. https://es.wikipedia. org/wiki/Impacto_en_la_educaci%C3%B3n_por_la_pandemia_de_COVID-19

Andrés Fernández Araúz. Efectos de Covid-19 sobre el sistema educativo costarricense (I
Parte). En línea. https://delfino.cr/2020/08/efectos-de-la-covid-19-sobre-el-sistema-educativocostarricense-i-parte

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here