El fallo judicial

Editorial escrito por Gerardo Berroa Loo, director de La Estrella de Panamá

1
354
Gerardo Berroa Loo

El fallo judicial

Gerardo Berroa Loo
Director de La Estrella de Panamá

Calificar la justicia de buena o mala por el fallo en el caso seguido al expresidente Ricardo Martinelli, es lo más risible de las últimas horas. La justicia está torcida desde hace muchos años y eso nos lo recuerdan los organismos internacionales. La corrupción en Panamá figura en uno de los primeros lugares en los índices de Transparencia Internacional y eso es producto de una justicia paupérrima que tenemos.

Y no se trata únicamente del Judicial, sino también del Ministerio Público. ¿Cómo salir de esta vorágine de corrupción? Todo pasa por un liderazgo fuerte y comprometido con la transparencia, donde se purgue todo el sistema y se nombre, en los estamentos del sistema judicial, gente con alto sentido de responsabilidad, amor por la Patria y con valores. Y es que la sociedad está huérfana de valores morales y mientras ello prevalezca, el país se mantendrá en el abismo y con los mismos índices altos de corrupción.

No debe haber justicia selectiva ni mucho menos que los fiscales o jueces respondan a intereses que es justo lo que pasa hoy. Los grupos económicos en pugna no solo se entronizaron en el poder político, sino que penetraron los estamentos judiciales para sus intereses. Hay que sacar las garras de esos poderes económicos tanto de la política como de la justicia y Panamá, poco a poco, va liberándose de esta mafia que nos ahoga.

Quienes se rasgan las vestiduras y se pronuncian avergonzados por el fallo en el caso Martinelli, también deben hacerlo contra la procuraduría paralela, entonces sí luchamos por una verdadera justicia. ¡Ni más ni menos!

 

1 COMENTARIO

  1. Saludos de paz y bendiciones desde México. La corrupción ha impedido el avance de las fuerzas progresistas en diferentes naciones de Nuestra América. Actualmente en México un gobierno valiente, presidido por Andrés Manuel López Obrador trabaja desde el pasado mes de Diciembre de 2018 contra los corruptos. No es una tarea fácil, pues durante más de medio siglo muchos mexicanos se acostumbraron a vivir entre la Corrupción y lo ven como algo normal. Falta más educación, más valores morales, más espiritualidad, más solidaridad. El cambio es también desde la población y la sociedad. Un gobierno solo no puede hacer nada, si la gente no participa con acciones valientes, progresistas, revolucionarias, nacionalistas y de Amor al Prójimo. Pensemoslo todas y todos y empecemos a Actuar Ahora, porque el Futuro no es lo que Esperamos, sino lo que Hacemos. Atentamente, Fernando Acosta Riveros, colombiano-mexicano, Amigo de Panamá.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here