El desarme voluntario de Panamá

0
232
Unidad de la Fuerza Pública de Panamá. (Foto: Wikipedia).

Por Antonio Saldaña
Abogado y analista político

Desde nuestra perspectiva, en la más reciente publicación de Bayano digital señalamos que el hito más inmediato del proceso de militarización de los servicios de policía panameños se remontaba al gobierno de Martín Torrijos (2004-2009). (”Constitución Política, ‘hoja de papel’ y los generales de banqueta”).

Sin embargo, el autor intelectual del desmantelamiento formal de las FFDD, el doctor Ricardo Arias Calderón, luego de que sus cuarteles fueran pulverizados por el ejército agresor e invasor yanqui a Panamá, el 20 de diciembre de 1989, nos cuenta en su libro de «artículos y ensayos», el cronograma político de «La desmilitarización de la seguridad pública en Panamá» (Ponencia presentada en Washington en 1994).

Después de un recuento histórico de la militarización donde por supuesto se señala el rol jugado el el gobierno norteamericano, indica RAC que las Fuerzas de Defensa son el punto prominente de la militarización, «bajo el mando del general Noriega, las Fuerzas de Defensa culminaron su crecimiento como organización de seguridad pública de Panamá, con cuatro rasgos fundamentales: su militarización, su centralización, su supremacía y su politización”.

Una característica -paradoja- es que el Estado Mayor de las FFDD estaba compuesto en 1989, por un (1) general, cinco (5) coroneles y dieciséis (16) tenientes coroneles. Hoy, los 4 servicios de Policía y Migración con un pie de fuerza que representa el 25% de aquel ejército, tiene más de 300 comisionados y subcomisionados, devengando altísimos salarios —hasta 10 000 dólares mensuales— de por vida.

¿En qué consistió la desmilitarización emprendida por el gobierno del ”triunvirato”?

Primero, mediante los Decretos de Gabinete 2 y 3 de 1990 se desmanteló la cúpula militar. Adicionalmente, a través de los Decretos de Gabinete 38 de 10 de febrero de 1990 y 42 de 17 de febrero del mismo año, se extiguió jurídicamente las FFDD y se dio vida legal ”a las instituciones policiales bajo el nombre genérico de Fuerza Pública”.

Los Decretos señalaron la senda politico-ideológica (institucionalidad) ”con respecto a la seguridad pública…a) la desmilitarización completa b) la descentralización institucional c) la subordinación a la autoridad civil y d) la profesionalización apolítica”.

”En virtud de estas políticas…se crearon cuatro servicios (de Policía), teniendo al presidente de la República como jefe supremo, con mandos y escalafón separados y con sus respectivas funciones especificas de seguridad pública o servicio público, pero en ningún caso de índole militar”.

”También se reasignaron a sus respectivos Ministerios, las dependencias de índole netamente civil que habían sido colocadas anteriormente por la Ley 20 dentro de las Fuerzas de Defensa; a saber, el Sistema Penitenciario Nacional, la Dirección Nacional de Tránsito y Transporte, la Dirección Nacional de Migración y Naturalización. El Departamento Nacional de Investigación fue reconvertido en Policía Técnica Judicial (PTJ), separada de la Policía Nacional y, eventualmente, en 1991, por su Ley Orgánica, bajo la dependencia del Ministerio Público, fuera del Órgano Ejecutivo”. Fin de la cita.

He realizado esta extenso comentario del fundador de los Servicios de Policía, para demostrar con la realidad de hoy, cómo los gobiernos de la plutocracia corrupta y clientelar que le sucedieron al triunvirato Endara-Ford-Arias, en contubernio con el ”establishment” estadounidense, volatiilizaron todo el trabajo de civilidad y democracia efectiva realizado, particularmente, por el doctor Ricardo Arias Calderón.

Y, resulta un contrasentido político-histórico, que el otrora partido de la estrella verde, de la ideológica Democracia Cristiana, sirva ahora, de forma oportunista, de trampolín político, a uno de los politicastros que más ha contribuido a la militarización de los Servicios de Policía, convertidos de facto, en la actualidad, en verdaderos y peligrosos ejércitos.

Así de sencilla es la cosa!

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí