El adiós a un patriota y amigo leal

4
1180
Profesor Cecilio Simon.

Por David Carrasco
Director de Bayano digital

Cuesta pergeñar unas líneas para despedir con los honores que merece un constructor de sueños, cuya vida de sacrificios es un camino en defensa de la dignidad nacional. Estas líneas las dedico al amigo, camarada y patriota Cecilio Simon, con quien compartí esfuerzos y anhelos en la recuperación del Canal de Panamá y en la definición de un proyecto liberador.

Fue activo militante de ideas revolucionarias frescas e innovadoras, un chico alegre y gentil del barrio de Pueblo Nuevo, en la capital panameña, donde contribuyó a la movilización estudiantil en la década del 1970, cuando el general Omar Torrijos convocó a la juventud estudiosa para derribar las alambradas de la quinta frontera del colonialismo en suelo patrio y desplegar la bandera panameña.

En la década de 1970, Cecilio Simon descolló como un activo simpatizante de las causas nacionalistas. Era frecuente verlo en jornadas del trabajo voluntario en el distrito de San Miguelito o distribuyendo volantes a favor de la soberanía e integridad territorial del Panamá. Lo hacía con entusiasmo y alegría, coreando consignas juveniles y animando a los demás a proseguir sin claudicaciones.

Juntos enfrentamos la invasión militar de 1989 a este país, y dimos la cara por la nación agredida mientras otros preferían esconderse o renegar de su origen. De hecho, este gran activista ayudó a mantener vivo el periódico Bayano impreso en 1990, tras la invasión, y en 2016 promovió el proyecto de convertir al medio en una publicación en formato digital para alcanzar a más lectores en todo el mundo y llevar el mensaje patriótico a todo el planeta.

El compañero desaparecido fue un pionero y pilar humano en la movilización de los jóvenes al campo para alfabetizar a las comunidades pobres y marginadas. Sobresalió por su tenacidad y liderazgo en el desempeño de tareas de gran envergadura, como el proyecto de la conquista del Atlántico, dirigido a incorporar a la comunidad del Coclesito a los planes de desarrollo nacional.

Participó en diversas jornadas patrióticas a favor de los desposeídos, acompañó a los movimientos reivindicadores y se sumó a campañas internacionalistas para promover la integración latinoamericana y vencer el bloqueo de Estados Unidos a países como Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua. Fue un hombre de principios y jamás hizo concesiones a quienes se enriquecían a costa del valioso patrimonio canalero.

Simon se destacó en la docencia y la investigación académica. Alcanzó el grado de decano de la Facultad de Administración Pública de la Universidad de Panamá y recientemente había sido designado, por unanimidad, director general del Instituto Centroamericano de Administración Pública (ICAP), con sede en San José, Costa Rica. En uno de sus últimos mensajes a cadetes de la Policía Nacional, a quienes impartía clases, pidió cultivar el estudio, el amor por el prójimo y los valores éticos.

Su desaparición física representa un duro golpe para el movimiento popular, al que concurría como fundador de Vanguardia Torrijista (VT), encaminada a la búsqueda de la justicia social en este país marcado por la inequidad. Su partida nos deja con sentimiento de vacío difícil de llenar y una profunda congoja. Sin embargo, su legado es también un canto de victoria y esperanza contra la adversidad.

Del amigo y compañero desaparecido en forma prematura, guardo un profundo respeto, buenos recuerdos de solidaridad y ejemplos de coraje. Luchó para convertir en realidad el sueño de justicia en un territorio sin estacas coloniales para el despegue de un proceso de consenso político y social entre fuerzas políticas progresistas, con la misión de construir un proyecto transformador de la sociedad.

Me atrevo a señalar que su noble ideal perdura entre sus hijos, familiares y sectores que lo vieron crecer como un paladín revolucionario enfrentado a gigantes. A sus 69 años de edad, dejó su último aliento en tierras latinoamericanas por las que luchó sin temor, así como una herencia de ejecutorias y actos heroicos que inspiran. Y sólo después de mencionar estas palabras, lo despido con un gesto de solemnidad.

4 COMENTARIOS

  1. Saludos fraternales y revolucionarios de paz y bendiciones desde México. Lamento muchísimo el fallecimiento del profesor y líder revolucionario torrijista, panameño y nuestramericano, Cecilio E. Simon English. A través de Bayano Digital mis sentidas condolencias a sus familiares y amigos. Los simpatizantes del Torrijismo en diferentes lugares del Mundo estamos ahora de luto. También estamos convencidos que el ejemplo del compañero Cecilio E. Simon English perdurará como una semilla revolucionaria en las diferentes luchas y tareas por unir a la Patria Grande y convertirla en Escenario de Paz y Justicia Social. Compañero Cecilio Simon, ¡Hasta la Victoria Siempre!, Fernando Acosta Riveros, Colombiano-Mexicano, Amigo del Pueblo Panameño

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here