Denuncias de contaminación en Aguadulce

0
445
Vista del puerto de Aguadulce, en Panamá.

Por Sergio Sánchez Silvera
Periodista
sserfoto@gmail.com

El seguimiento y ampliación de la noticia es importante. Muchas notas que apenas alcanzan su primera sección en las planas de los diarios locales, son desechadas o descartadas, siguiendo políticas editoriales, o se les asigna un velo por orden de intereses comerciales, pecuniarios o políticos.

“El Seguimiento de Noticias es una herramienta investigativa que da cuenta del desarrollo de un suceso. Este también puede mostrar el comportamiento de un medio o periodista frente a una temática determinada”.

Tras una rápida revisión desde una memoria o desde periódicos anteriores, serán encontradas algunas notas, glosas o artículos sobre temas de los cuales le hubiese gustado tener mayor conocimiento, para saber su desenlace. De hecho, hay acontecimientos pobremente informados y sin mayor despliegue o seguimiento, y pese a que son de gran interés nacional mueren sin alcanzar prominencia. Al respecto, se destaca que numerosas veces los artículos sobre minería quedan inconclusos, por falta de profundidad y seguimiento.

Destaco, a continuación, un ejemplo de lo que afirmamos: El viernes 22 de marzo de 2019, en el diario El Panamá América, apareció el articulo POLÉMICA POR TINA DE OXIDACIÓN con la firma de Luis Miguel Ávila; el encabezado del articulo destaca: ”Para este martes, en el Consejo Municipal de Aguadulce se citó al director del IDAAN de Coclé, para que brinde una explicación”.

Abre el articulo con ”Aguas residuales procedentes de la mina de Donoso son depositadas en Aguadulce”. Continúa la nota en cuestión, diciéndonos que el IDAAN ordenó un estudio para determinar cuáles sustancias procedentes del Caribe son depositadas en el Sala’o de Aguadulce. Más adelante, se cita el hecho de que el alcalde de Aguadulce, Jorge Herrera, dijo en esa fecha que no conocía nada al respecto del tema de las tinas.

En otros párrafos mencionados, el articulista revela que en un día habían pasado 7 camiones cargados de desechos con destino a las tinas, y agrega que las bombas de las tinas para purificar las aguas servidas no existen, pues fueron robadas. El periodista reportó que el diputado Noriel Salerno adujo que las aguas vertidas en esas tinas, supuestamente van a parar a los esteros, donde se obtiene el pescado para el consumo humano y esa misma agua es usada para la cría de camarones.

A pesar de buscar otros reportajes o escritos sobre el tema, fue imposible encontrar ninguno, por lo cual nos arriesgamos a especular que no hubo seguimiento a la columna.

Del reportaje que nos ocupa, surgen numerosas preguntas. A cuatro años de ese ominoso silencio, los ministerios y autoridades locales deben contestar. Resaltamos, en primer lugar, lo que debe responder el Ministerio de Ambiente: ¿Con qué clase de permiso se transportó material contaminante del Atlántico al Pacífico? y ¿Quién lo autorizó? Imprescindible también preguntar ¿Si el Ministerio del Ambiente sabía qué era lo que se trasportaba? ¿Tenía el Ministerio del Ambiente un estudio de las consecuencias de un posible derrame de lo que se trasportaba durante el traslado y las consecuencias de una contaminación en el humedal del Sala’o de Aguadulce? ¿Se contó en MIAMBIENTE con un estudio previo de cómo contaminaría el material llevado desde Donoso a los manglares de Aguadulce, Santa María, Natá y el Golfo de Parita?

Después de la publicación en el diario Panamá América, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario no se dio por aludido y ni siquiera manifestó interés en saber cómo se afectaría la cría industrial de camarones que debió ser debidamente protegida.

Por su parte, el alcalde Herrera debería responder, pasados cuatro años, algunas preguntas. ¿Si usted desconocía el trato para alojar desperdicios de la minera en su distrito, entonces, quién lo autorizó y por qué no lo denunció? ¿Cuál ha sido el beneficio para el distrito de Aguadulce de alojar en las tinas del humedal de Aguadulce ese material potencialmente contaminante? ¿Por qué oxidar material de la mina en Aguadulce? ¿Por qué no se ha informado a la comunidad aguadulceña de la situación actual del humedal del Sala’o de Aguadulce? ¿Se acordó acaso con otros distritos que estarían involucrados en caso de una contaminación? ¿Se tuvo en cuenta y se informó a los productores de sal del distrito?

Este escrito lo he redactado para resaltar la falta de profundidad y seguimiento en temas de interés para las comunidades y la nación. Pero también lo he hecho para resaltar que la minera realiza actividades fuera del conocimiento de las autoridades y los ciudadanos que pudiesen salir lesionados por sus actuaciones.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí