Defensores de la tierra frenan codicia minera

0
77
Jóvenes rechazan la minería a cielo abierto. (Foto: EFE).

En el Dia de la Tierra y la Minería a Cielo Abierto, Bayano digital reproduce el texto de la conferencia ofrecida por el dirigente ambientalista Gilberto García, en el Foro Agua y Canal, desarrollado en la Biblioteca Simón Bolívar de la Universidad de Panamá, con la participación de investigadores y académicos. Este documento es avalado por Vanguardia Torrijista (VT). 

Conmemorar un día como hoy, “El Día de la Tierra”, requiere traer a la palestra los actuales intereses de los poderes fácticos y del Capital Financiero Internacional por hacer de Panamá una nueva victima de la depredación de la Minería a Cielo Abierto.

Al tratar un tema tan importante como es la discusión de la extracción minera a cielo abierto en un territorio de alto valor productivo, como son las cuencas de importantes ríos de nuestra geografía hídrica (Donoso, el Montuoso, en la cuenca del Rio Santa María, Cerro Quema y otros), es necesario analizar las verdades y los efectos de esta actividad.

Argumentar, para ello, la necesidad de un Desarrollo Económico que haga frente a las debilidades de una Economía Post Pandémica, donde se evidenció claramente que en Panamá el crecimiento del PIB y de las riquezas generadas está ausente de un Desarrollo Económico correspondiente, es irrespetar la inteligencia del movimiento popular y mostrar la ausencia de un interés nacional rectificador. 

La Vanguardia Torrijista (VT), Colectivo Bayano, basa sus opiniones y exigencias en el análisis de lo más específico,un comprobado y relevante en este caso. Para nuestro colectivo, lo fundamental es la vida y en especial la vida digna del ser humano, en esta ocasión, del panameño; por ello al proyectar el cumplimiento de sus metas y particularmente de sus metas a largo plazo, no se permite adornar los hechos. De aquí la necesidad de establecer varias premisas relativas al futuro del ser humano y en especial de los residentes en este suelo patrio al tratar este tema. 

Siendo un puente geológico entre América del Norte y América del Sur, somos un territorio de mínima altura propenso a afectaciones por variaciones de los mares que bañan nuestras costas, somos un territorio con una gran riqueza hídrica y por ello de gran diversidad ecológica donde, de hecho, se funden especies de norte y sur en sus naturales movimientos migratorios, convirtiéndonos en un importante elemento de la estabilidad ecológica de la región. Somos custodios y garantes de una amplia franja del Corredor Biológico Mesoamericano y de una amplia variedad de aves, como parte de una rica y diversa fauna.

Panamá, por su riqueza hídrica y su estrecha cintura, sustenta actividades múltiples, que van desde el servicio al tránsito marítimo, al acortar distancias entre este y oeste, hasta una cultura agropecuaria apoyada en una diversidad de cuencas hidrográficas que recorren todo el país. Posee un agua de alta calidad para el consumo humano y el sostenimiento de un ecosistema intertropical húmedo, apoyado con unos nueve meses de lluvias que lo hace profundamente interdependiente entre regiones y cuencas hídricas.

En este marco de referencia de la geografía panameña, es estrictamente obligatorio evaluar aquellas actividades que afecten la sensible ecuación del entorno ambiental y más ahora en medio de una Crisis Climática científicamente anunciada, reconocida y comprobada, que torna aún más frágil el mundo en que vivimos. Y en el Día de la Tierra, es responsabilidad colectiva defender el legado recibido y proteger la tierra que nos vio nacer.

Asesinar la fauna y flora que depende y sustenta la riqueza hídrica de la nación panameña, rompiendo el ciclo físico del agua, contaminar las aguas subterráneas, los manantiales y afluentes de aguas superficiales, es de hecho, atentar contra el balance ecológico existente, la agricultura, la ganadería, el agua para consumo humano, entre otras actividades y por lo tanto agredir la vida humana.

Evidentemente, todo lo hasta aquí expuesto, mientras los métodos, materiales para su realización, el destino de sus desechos y los resultados sobre el territorio y la vida humana no superen su actual realidad, convierten a la actividad minera en un enemigo potencial para el desarrollo económico nacional, lo cual parece no ser entendido por el actual gobierno nacional.

Sabemos que los recursos minerales son necesarios para el desarrollo de la sociedad actual, sabemos que el consumismo y la obsolescencia provocada de muchos productos de la vida cotidiana incrementan la demanda y exigen mayor disponibilidad de dichos recursos; pero ante las reglas del mercado usurpador, acaparador, consumista y sólo servidor del capital se impone la prudencia, el raciocinio, la defensa de la vida y la apuesta por un futuro de prosperidad y bienestar del Colectivo Humano.

Nosotros no estamos contrarios al desarrollo comercial ni al crecimiento económico, sólo que éste no puede pagarse a tan alto precio. La vida del planeta, de los seres que en él habitamos y en especial el futuro de la humanidad, vale, bien vale el esfuerzo de ubicar otras rutas para anteponerse al afán de acumular riquezas y al despojo que propugna el actual Modelo Económico. Especialmente cuando se evidencia que una vez más el costo que se ha de pagar al destruir nuestra tierra y matar parte del futuro no conlleva Desarrollo Económico Sostenible ni soluciona la crisis económica, donde resta corregir la desigualdad social y las características de dependencia que a nivel político se reproducen como resultado de las presiones y determinaciones de un mundo unipolar y del imperio del capital.

El aporte de la VT, Colectivo Bayano, al Día de la Tierra es el compromiso con la defensa de la casa común, como lo promulga el Papa Francisco, e invitamos a unificar esfuerzos en ese sentido

Panamá, 22 de abril de 2022

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here