“Cuando baje la marea veremos quiénes se están bañando desnudos”

En Panamá marea ha bajado para que irrumpan los intereses de los grupos económicos

0
439
Dr. Filiberto Morales

“Cuando baje la marea veremos quiénes se están bañando desnudos”

Por Filiberto Morales
Filósofo y Economista
Redacción de Bayano digital

En la cresta de la crisis financiera global de los años 2006-2008, WARREN BUFFETT, el tercer hombre más rico del mundo y uno de los principales actores de aquella crisis, sentenciaba: “cuando baje la marea veremos quiénes se están bañando desnudos”.  La metáfora de W. Buffett es una de las más sencillas y precisas definiciones de uno de los más recurridos y valiosos instrumentos del análisis de la realidad social: el análisis de coyuntura.

Traspasar la capa superficial para develar lo estructural y profundo

Siguiendo al sociólogo mexicano JAIME OSORIO (2005), la realidad social implica la sedimentación de espesores o capas, que van desde las más superficiales y visibles hasta las más profundas y ocultas.

Precisamente, uno de los objetivos del proceso de conocimiento científico es traspasar la capa superficial, inmediata, para develar lo estructural y profundo, cuyo conocimiento hace posible reconstruir las distorsiones de la superficie, cuestionar su aparente orden.

Llamamos coyuntura a esos momentos muy especiales del proceso social, cuando se reduce el espacio que separa el nivel de superficie, de lo aparente, del nivel profundo; entonces los velos se rompen y los procesos estructurales irrumpen en la superficie, desnudándola.

En Panamá marea ha bajado para que irrumpan los intereses de los grupos económicos

Estas consideraciones vienen como anillo al dedo para examinar la realidad política inmediata de nuestro país. En efecto, sobre el telón de fondo de la crisis general ininterrumpida que padece la sociedad panameña desde los años ’80 hoy, en la coyuntura político-electoral, la marea ha bajado lo suficiente como para hacer posible que irrumpan a la superficie fuerzas e intereses, grupos económicos que hasta ahora estaban ocultos y que son, precisamente, los que han venido vehiculizando campañas sostenidas, bajo diversos argumentos más o menos fundamentados, para la deslegitimación de los partidos políticos “tradicionales”, mismos que hasta ahora les han servido para controlar el poder del Estado; catapultar a unos imprecisos sectores llamados  “independientes” y, eventualmente, unificar a sus candidatos en torno a “Otro camino Panamá”.

Creación de un “partido naranja” al mejor estilo de la “receta ucraniana

Las campañas “no a la reelección” y “pelaelojopanamá”, son estrategias de la burguesía neoliberal y de sus operadores, con miras a crear una relación de fuerzas en la Asamblea de Diputados que les asegure el control sobre el  Ejecutivo, independientemente de quién sea electo como Presidente de la República. Su cálculo, además, es la creación de un “partido naranja”  de recambio, al mejor estilo de la “receta ucraniana” y de las revoluciones de colores. Esto explica, de paso, la pelea con el cuchillo entre los dientes del Presidente J.C. Varela, que forma parte de esa fracción burguesa, por retener el control del Partido Panameñista.

Con la marea baja ha emergido a la superficie la encarnizada lucha de la fracción de la burguesía comercial-importadora-financiera-inmobiliaria y mediática, cuyos grupos económicos son perfectamente identificables, en contra de los sectores productivos, agropecuarios e industrial-manufacturero, los medianos y pequeños productores, los trabajadores de las ciudades y del campo, los pueblos originarios, los profesionales, la pequeña burguesía y, en general, contra las grandes mayorías nacionales, en la perspectiva de consolidar su poder hegemónico,  radicalizar las transformaciones estructurales e institucionales neoliberales y cerrar el paso a un proyecto social de carácter nacional y popular.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here