Coordinadora indígena exige rectificaciones al gobierno

0
52
Indígenas demandan el reconocimiento de sus territorios y de sus autoridades comarcales.

(Redacción de Bayano digital)

La Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP), organismo que reúne a los 12 Congresos y Consejos, representado por las máximas Autoridades Tradicionales de los siete pueblos originarios de Panamá, exigió a la ministra de Gobierno, Janaina Tewaney, que rectifique las actuaciones de altos funcionarios sobre el trato y manejo de conflictos en las regiones indígenas y la relación con autoridades en los territorios.

La posición de la COONAPIP está consignada en un comunicado que fue emitido luego de un incidente registrado en la provincia de Darién, limítrofe con Colombia, que involucra al gobernador y a jueces de paz. Ese hecho provocó una enérgica del movimiento indígena panameño y generó un estado de alerta militante.

Por su parte, Tewaney reiteró el compromiso del Ministerio de Gobierno con la promoción de acciones para avanzar como país en temas multiétnicos y multiculturales, tomando en consideración los grandes retos que enfrenta el país y los grupos minoritarios en cerrar las brechas que coexisten tanto en las poblaciones afrodescendientes como en las indígenas.

Sus declaraciones se dieron durante la apertura del Foro Internacional de Alto Nivel: “Avances, Retos y Desafíos de las Poblaciones Afrodescendientes e Indígenas de Panamá”. En ese mismo foro, Seynabou Sakho, directora del Banco Mundial para Centroamérica, dijo que desde hace años se insiste en la necesidad de cerrar las brechas que separan a los hogares afros e indígenas en educación, empleo y participación en la vida política.

No obstante, la COONAPIP adujo que “es inaceptable que el secretario general del Ministerio de Gobierno, Cristóbal Tuñón, promueva acciones desarticuladas mediante visitas y reuniones individuales en los territorios indígenas, sin la debida coordinación con las autoridades legítimas, desconociendo las leyes comarcales e irrespetando la autoridad de caciques y presidentes de los congresos legalmente reconocidos”.

De acuerdo con esa denuncia, Tuñón se reunió con personas carente de la legitimidad y la certificación del organismo regente, que es el Viceministerio de Asuntos Indígenas.

“Como organización que vela por los intereses y derechos de los pueblos indígenas, vemos con preocupación que parte del equipo Ministerial prefiere reunirse con seudo dirigentes comarcales, mismos que no representan a nadie y que han propiciado la ingobernabilidad en los territorios, como el caso de la Comarca Ngobe Buglé, Comarca Emberá- Wounaan y Tierras Colectivas, creando un ambiente de desconfianza y falta de transparencia en los procesos y mecanismos de consulta previa, libre e informada entre los pueblos originarios”, destacó COONAPIP.

Las autoridades de la COONAPIP exigen una explicación al más alto nivel y sanciones ejemplares por la “grave violación a los derechos humanos” por parte del gobernador de Darién, Álvaro Bristán, y el director Regional de Salud, Juan Rosales, quienes el 31 de julio, “atentaron contra la salud de más de 25 indígenas del distrito de Sambú, Comarca Emberá”, al ordenar detenerlos.

Asimismo, piden que se respete la autoridad del Viceministerio de Asuntos Indígenas y se pongan de acuerdo ambas instancias para conducir una armónica coordinación de acciones, en especial en lo relativo al Plan De Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here