Consejo General de la Universidad de Panamá rechaza reformas consitucionales

Declaramos nuestro rechazo porque las misma le quitan a las universidades públicas la función fiscalizadora de las universidades particulares. Es inadmisible que el Estado subsidie a estos negocios y facilite mayores ganancias a (los) dueños (de las universidades privadas).

0
136
Universidad de Panamá

Consejo General Universitario
Pronunciamiento a la Comunidad Universitaria y al País

Luego de un amplio debate sobre las pretendidas reformas que la Comisión de Gobierno de la Asamblea Nacional acaba de aprobar en primer debate, reformatoria de los artículos 99 y 104 de nuestra Constitución, declaramos nuestro rechazo porque las misma le quitan a las universidades públicas la función fiscalizadora de las universidades particulares, lo que equivale a suprimir el poder de intervenir del Estado, puesto que las universidades públicas realizan la fiscalización en nombre del mismo. Esto podría conducir a la precarización de la enseñanza y el aprendizaje, ya que queda sin garantía el mejoramiento de la educación universitaria.

Constituye un exabrupto la reforma que elimina el deber del Estado de dotar del presupuesto indispensable a las universidades pública, lo les provee la autonomía económica.  En su reemplazo proponen darle asistencia económica, por igual, a las universidades oficiales y particulares.  Aquí se desconoce la naturaleza social de ambas instituciones, pues las oficiales permiten el acceso de estudiantes de escasos recursos, mientras que las privadas son empresas educativas con fines de lucro.  Es inadmisible que el Estado subsidie a estos negocios y facilite mayores ganancias a sus dueños.

Consideramos que los oscuros intereses que están detrás de tales reformas, lo que proponen es la privatización total de la educación universitaria y verla como un bien mercantil. Sin presupuesto suficiente, las universidades públicas se asfixiarían reducirían y pueden desaparecer.

Ante tal disyuntiva, acordamos diseñar estrategias y acciones en defensa de la universidad pública, porque través de esta los mas pobres pueden estudiar una carrera universitaria, salir de la pobreza, lograr movilidad social, crecer, desarrollarse y asegura el futuro nacional. Sin inversión pública, en educación superior no ha porvenir del país.  Po todo ello convocamos a toda la sociedad a defender su universidad pública, la de todos los panameños.

Reafirmamos la defensa de la educación superior como un bien público y social, un derecho humano universal y un deber del Estado. Todo ello sólo es posible a través de la universidad pública, lo que ha demostrado ampliamente la Universidad de Panamá. Por medio del conocimiento formal y experiencia acumuladas en sus 84 años.

El máximo órgano de gobierno universitario adopta las siguientes acciones:  convocaren cada unidad académica a la comunidad universitaria, realizar una marcha universitaria a la Asamblea Nacional, elaborar un pronunciamiento, crear un comité de Defensa de la Universidad Pública; y realizar un Foro de los Miércoles Universitarios sobre las Reformas Constitucionales”.

Finalmente, el Consejo General Universitario de la Universidad de Panamá, solicita a la Asamblea Nacional el retiro de las reformas constitucionales sobre las universidades públicas, al igual que las demás reformas, por ser inconsultas, ilegitimas e improcedentes

EDUARDO FLORES CASTRO
Rector

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here