Consecuencias de una firma a escondidas

1
573
Acosado por fantasmas mineros, ”Nito” busca el perdón. (Foto Facebook).

Por Alberto Velásquez
Periodista y relacionista público

Faltando pocos meses para terminar su gestión presidencial, que para muchos ha sido decepcionante, el presidente de la República, Laurentino ”Nito” Cortizo, firmó, de manera furtiva, en silencio y sin testigos públicos, una ley que permite a una empresa extranjera, vinculada a otros Estados, la extracción y el negociado del cobre, oro, molibdeno y otros metales asociados del subsuelo panameño, con provecho ínfimo para este país.

Fue una acción a escondidas, casi clandestina, entregando bienes nacionales mediante un contrato lesivo a los intereses patrios, calificado con el mote de traición a la patria.

Las consecuencias fueron inmediatas. En una movilización sin precedentes, el pueblo panameño ha puesto en las calles del país a cientos de miles de jóvenes y adultos de todas las profesiones, protestando por esa firma y el contenido del contrato de esa ley, la 406, repudiada en todas sus formas.

En las postrimerías de su mandato, con motivo del rechazo al contrato, el presidente de la República hizo una serie de anuncios frente a las convocatorias públicas, cada uno de ellos más engañoso que el anterior, buscando ganar tiempo y seguir defendiendo bondades de la empresa minera y amenazando a la ciudadanía si se derogaba el contrato.

El mandatario desilusionó desde el primer momento de su gestión presidencial. Se le entregaron en sus manos importantes proyectos de reformas constitucionales, de seguridad social y otros, los cuales trasladaba a la Asamblea sin cambiarle una sola coma.

Hizo muchas promesas, pero, al despedirse, ha sido llamado mentiroso, sordo, ciego y mudo. No hizo una sola conferencia de prensa formal, se autonombró, aclarando que no era un producto de la leche condensada. La mayoría de sus ministros y directores de instituciones después de años, son anónimos, desprovistos de una efectiva política de comunicación pública.

Está partiendo ”Nito”, se nos va, pero en los pocos meses que le faltan se proyectan sombríos y poco productivos. Mientras, el país padece, a pesar de un canal propio, como uno de los más desiguales, pero con altísimos índices de corrupción.

Tiene como uno de los saldos políticos más dramáticos el haber enterrado el partido político que le dio cabida para ser presidente. No hay dudas de que su delfín tendrá que abusar de todas las fuerzas y dinero del poder, y arrasar fraudulentamente el Tribunal Electoral, para poder llegar a la meta.

Los torrijistas en este país están tan decepcionados, que votarán a favor de la bandera de otro partido político, si es que hay elecciones generales en 2024.

Al finalizar, el gobierno del presidente Cortizo, se unirá al concierto de varias administraciones latinoamericanas incapaces, cuyos presidentes han sido encausados penalmente, de los cuales Panamá tiene, hasta ahora, a dos emplazados. En la actualidad, la corrupción ha sido tan marcada, que no se escapa la posibilidad de que haya un tercer ex mandatario encausado.

En el fuero interno, tengo la convicción de que el presidente Cortizo debe estar arrepentido de haber firmado la 406, y debe elevar súplicas al cielo por la forma prepotente y canalla como lo hizo.

1 COMENTARIO

  1. ESTA FOTO NO LA ENTIENDO—AHORA RESULTA QUE SATANAS TIENE LA CULPA—–DIOS MIO SI ESTO ES ASI LA GUERRA ESTA DESATADA—-HAY QUE BUSCAR BUCO DE AGUA BENDITA Y TIRARLA EN LA ASAMBLEA—-QUE SE POSTULE—BENDITO EL QUE VIENE EN ELNOMBRE DEL SEÑOR—-EL OMNIPOTENTE—–

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí