Comunidades y territorios indígenas en Darién y Panamá ante la pandemia

Una encuesta promovida por el Ministerio de Ambiente (MiAMBIENTE) y el PNUD en áreas indígenas en Panamá realizó algunos hallazgos en la lucha contra la pandemia. Bayano digital presenta en esta sección un resumen del informe oficial, sin entrar a hacer una valoración sobre ls resultados obtenidos. La encuesta fue realizada en más de 20 comunidades de las provincias de Darién y Panamá (Área Este), dos Comarcas y cinco territorios indígenas.

0
163
Comunidad indígena en la provincia de Darién. (Fuente Wikipedia).

PNUD

El Programa de Pequeñas Donaciones del FMAM (PPD) en Panamá implementado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en alianza con el Ministerio de Ambiente (MiAMBIENTE), realizó la encuesta “Situación de las Comunidades COVID-19”, en la que se destaca información sobre las preocupaciones y necesidades de las personas que habitan en las comunidades asociadas al programa.

La encuesta, que fue elaborada a finales de marzo se realizó a través de llamadas telefónicas y mensajes de WhatsApp a más de 100 contactos, de 21 proyectos comunitarios en ejecución en las zonas.

El objetivo de la encuesta es monitorear y registrar cómo se encuentran las iniciativas comunitarias, frente a los impactos de COVID-19, para conocer de primera mano las necesidades locales específicas a corto, mediano y largo plazo de las poblaciones y poder revisar si se requerirán reprogramar acciones para lograr las metas que se habían establecido en el programa.

Jessica Young, gerente de Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Sostenible del PNUD en Panamá, señaló que mientras afrontamos la etapa de emergencia, es fundamental prepararse también para la fase de recuperación “reconstruir mejor” y de forma sostenible.

“Por eso estamos desarrollando análisis rápidos sobre el impacto de las medidas frente a COVID-19 en comunidades cuyos medios de vida dependen de los recursos naturales y ecosistemas sanos como turismo sostenible, agroforestería, pesca artesanal y de subsistencia, manejo forestal, cosecha de agua, entre otros”, expresó.

En tanto, Beatriz Schmitt, coordinadora nacional del Programa de Pequeñas Donaciones, compartió que las comunidades han priorizado mantener los objetivos de conservación y uso sostenible de los recursos naturales tal y como lo habían diseñado dado que reconocen que sus medios de vida necesitan de bosques saludables, suelos fértiles, fuentes de agua, semillas, entre otros.

Son comunidades en áreas rurales e indígenas que necesitan enfrentar la crisis en el corto plazo, con apoyo para el momento actual, por lo que impulsamos sinergias con el fortalecimiento de redes junto a aliados que también trabajan en el nivel local:

Brigadas Globales, Futuro Nativo, Rainforest Alliance, Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP) y el Congreso Wounaan.

Los datos recabados, como por ejemplo las soluciones que ya están implementando propuestas de autoridades indígenas, o directamente por las mismas comunidades, la identificación de recursos disponibles en la comunidad, sus necesidades inmediatas (marzo-junio), necesidades a mediano plazo (junio-diciembre), necesidades a largo plazo (año 2021) y si han sido beneficiados-

(as) de los programas de Gobierno como “Panamá Solidario”, son parte de la información recolectada de viva voz por los representantes de las organizaciones de base comunitaria y ONG que operan en el territorio.

Los datos proceden de 20 comunidades, que pertenecen a 4 municipios, 2 provincias, 2 Comarcas y 5 territorios indígenas.

La encuesta evidenció que las comunidades cuentan con recursos, como siembra de arroz y frijoles, y tienen posibilidad de pesca, que a corto plazo requieren prioritariamente abastecimiento de algunos productos alimenticios básicos y de limpieza.

Además, que a mediano plazo solicitan que las autoridades y médicos den seguimiento a las necesidades de la comunidad y ofrezcan atención médica para evaluar a la población. Mientras que a largo plazo requieren apoyo para dar continuidad con los proyectos sociales, económicos y ambientales que impulsan la economía local y ser más independientes de los subsidios gubernamentales.

“El PNUD trabaja, junto al Sistema de las Naciones Unidas, acompañando a las autoridades nacionales en la respuesta al COVID-19. En conjunto, difundimos entre la población mensajes de autocuidado y formas saludables de afrontar la cuarentena, respeto a los derechos y atención a poblaciones vulnerables.

Lo cierto es que esta crisis nos afecta a todos de manera diferenciada y es en las comunidades más vulnerables donde se visibilizan más las desigualdades; pero es también allí donde surgen las mejores maneras de hacer frente a la situación. Darién y Panamá Este están dando un ejemplo claro en el manejo de la situación con participación comunitaria.

“La asistencia del PNUD contribuirá a garantizar que las respuestas sean integrales, equitativas e inclusivas para no dejar a nadie atrás”, manifestó Linda Maguire, representante residente del PNUD en Panamá.

Cada país necesita actuar de inmediato para prepararse, responder y recuperarse. El sistema de la ONU apoya a los países en cada etapa, con un enfoque en los más vulnerables.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here