El Dedo del 21 de Agosto de 2018

0
157

El Dedo

Por Niko Jones

  • Confirmado: el tenebroso servicio de Inteligencia de Israel opera en Panamá y tiene información de los ciudadanos que entran y salen de la Feria del Libro, mientras que la flamante Cancillería panameña no dice ni pío.
  • Más dignidad tuvo la Embajada de España, al no presentarse en la Feria del Libro de Panamá, después de que fue vetada una obra de una historiadora española. Una buena respuesta a quienes usan métodos del fascismo.
  • Ojo: agentes israelíes armados como si estuviesen el Tel Aviv, intimidaron al universitario Gilberto Solís, quien iba a comprar un libro. Además, empujaron al patriota Robinson Hernández y al periodista Pedro Silva.
  • Hace años, un escolta del embajador israelí encañonó al productor independiente de banano Ricardo Pinzón Morales, y lo bajó de un avión en la provincia de Chiriquí, por su bigote y mirada penetrante. ¡Qué horror!
  • El fiscal de la causa contra Ricardo Martinelli debe indagar a los belicosos del Mossad y a quienes suministraron al “Loco” equipos de espionaje para cometer maldades contra políticos y empresarios panameños.
  • Esos agentes actúan con impunidad en Panamá y el aval del pilluelo del copete dorado que mora en Washington y suele ir al Muro de las Lamentaciones (y los deseos), en Israel, para diseñar su propio muro fronterizo.
  • Sin embargo, Trump, el “rofeador”, debería respetar a la actriz porno Stormy Daniels (Stephanie Clifford), quien hizo revelaciones de una noche de travesuras con el magnate y su atrevida y gatillera mano derecha.
  • El presidente Juan Carlos Varela debe estar preocupado. Se está quedando sin ministros de Estado y sus asesores son detenidos borrachos, insultando a policías en la calle. Así no se hace gobierno, ni se gana respeto.
  • Los panameños llevaron huevitos de leche y carimañolas a Rusia 2018. Ojalá que en 2019 no lleven a Presidencia a una tortuga mentirosa o un enzapatillado. Más de lo mismo, no. La población electoral ya está “cochada”.
  • ¿Quién iba a pensarlo? La Procuraduría se convirtió en un lugar de citas amorosas, de relatos de despechos y de episodios mejores que las telenovelas turcas. El nuevo capítulo podría ser: Código de Amantes
  • La imagen de la Justicia vendada, sosteniendo una balanza, podría ser sustituida por la figura de una vieja andrajosa, callejera, con las vestiduras rasgadas, en chancletas, y un “pito” de marihuana en los labios, ¿o no?
  • Después de que el Dr. Alfredo Martiz dijo “Ciao ragazzi”, y dejó el plumero en la Caja de Seguro Social (CSS), sin haber resuelto nada, todos preguntan: ¿quién pondrá en su sitio a la mafia de los medicamentos?
  • La lesión patrimonial en la CSS supera los 1.000 millones de dólares. Tras la salida de Martiz, huele a impunidad en esa institución saqueada por empresarios corruptos que quieren privatizarla. ¡Basta de atracos!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here