Bayano llama a la unidad de fuerzas progresistas latinoamericanas

0
128
David Carrasco, durante su intervención en el acto de aniversario.

Discurso del director de Bayano digital, David Carrasco, en el cuadragésimo sexto aniversario de este medio informativo, dedicado al dirigente popular Cecilio Simon, tras su prematura desaparición física en 2021.

Respetable auditorio, compañeros y compañeras, leales compatriotas y hermanos conectados a través de esta plataforma digital para reafirmar las tradiciones de lucha y promover el sentido de la unidad integradora.

Quienes me han precedido en el uso de la palabra en este acto solemne, cálido y fraterno, destacaron la labor de este medio con un pasado heroico. Pero hay, al menos, dos aspectos importantes de las intervenciones magistrales en coincidencia con la gran movilización en las calles que confirman el despertar de la conciencia ciudadana:

Primero: La necesidad de unificar a las fuerzas progresistas para la transformación social, ante el agotamiento del modelo neoliberal vigente.

Segundo: La importancia de fortalecer los medios de comunicación alternativos que ayuden a convertir ese anhelo en verdad y, en consecuencia, fomenten el diseño de un programa político e ideológico para conquistar derechos básicos de la población y recuperar su valioso legado cultural.

Bayano digital y su producto Café Bayano se insertan en un esfuerzo colectivo emprendido hace 46 años por hombres y mujeres que asumieron con vigor y coraje el compromiso de coadyuvar a la recuperación del Canal de Panamá y arrancar las estacas del colonialismo del suelo panameño.

Esa decisión apuntó, además, a garantizar la neutralidad efectiva de la vía interoceánica. Casi medio siglo después, ese pensamiento se mantiene inalterable ante el expansionismo y los conflictos bélicos que ponen en riego las iniciativas de paz.

En el cumplimiento de tareas a favor del desarrollo humano y social, Bayano se articuló con diversos movimientos de liberación nacional en la batalla contra el colonialismo y la ignorancia. El periódico surgió como una prensa rebelde y contestataria, sin renunciar a principios que inspiraron su nacimiento en un momento decisivo y crucial para Panamá.

Me honra saber que esta reunión, transmitida en directo, evoca los sacrificios de intelectuales y periodistas que contribuyeron a la materialización de un antiguo sueño, y trabajaron para privilegiar el flujo informativo en Latinoamérica y el Caribe, donde la desinformación representa un instrumento de desestabilización regional.

Tal vez, esa ha sido una de las debilidades de los gobiernos populares que llegaron al poder con agendas transformadoras, pero sin disponer de los medios adecuados para asumir el desafío digital. Este es un escenario de luchas diferente y se requiere preparar a los jóvenes para evitar que sus mentes sean ganadas por los enemigos y los manipuladores de la conciencia colectiva.

Una escuela de comunicación contra la guerra mediática debería surgir como un proyecto latinoamericano. Simplemente, la región no puede avanzar desguarnecida y preñada de inocencias, ante el complejo escenario hostil y anti soberano que se perfila en este disputado hemisferio.

La ocasión es propicia para refirmar el apego a los valores democráticos e internacionalistas defendidos por el entrañable compañero de luchas Cecilio Simon, quien desapareció físicamente tras haberse convertido en adalid del movimiento popular y precursor de proyectos solidarios con los pueblos de Cuba, Nicaragua y Venezuela.

En sus 46 años de existencia, Bayano cumplió la misión orientadora a favor de la justicia, la equidad, el decoro y la búsqueda de consensos. Si desapareciese mañana, por un azar del destino, sus adversarios no podrían adjudicarse la victoria. Simplemente, hay un factor de acumulación que debe ser valorado. La contribución del medio al debate y a la formación del pensamiento crítico, es imposible de borrar o extinguir en estos tiempos.

En su andar firme y seguro, la publicación abrió caminos inexplorados. De hecho, la senda de participación se ensancha en la actualidad con un pueblo que camina enarbolando el pabellón tricolor y exigiendo un alto a la impunidad y al expolio de los recursos del Estado y el patrimonio ambiental.

Hoy, resurgen tareas inaplazables, como la defensa del trabajo decente, el combate a los oligopolios y la protección del sistema de seguridad social. Esa es, sin duda, la vía correcta para avanzar. Por ese motivo, en esta conmemoración, Bayano apela a la unidad y a la colaboración dinámica con la Academia y las organizaciones sociales afines.

Definir el Panamá justo y bien informado que queremos construir, impone cimientos sólidos, una base de respeto y la confianza revolucionaria…sin resquemores ni recelos infundados. Los invito a salvaguardar el nombre de Bayano, que honra al cimarrón que rompió las cadenas de la esclavitud en el Nuevo Mundo.

Muchas gracias y buenas noches.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here