AMLO traza el camino de la dignidad latinoamericana

Coraje y dignidad vuelve al vocablo regional.

0
84
Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Por Juan Carlos Calzadilla Carrera / Ingeniero

Mexico, marca el camino de la dignidad e independencia. Su liderazgo será un catalizador en el proceso de avance de los sectores democráticos de América Latina. Mira hacia adentro, promueve crecimiento vía redistribución de la riqueza, ahorro del Estado, alto a la corrupción. Esas acciones son parte de una estrategia. 

El gobierno de México actúa sin prejuicios ideológicos y, sobre todo, responde con valentía al asumir las decisiones dirigidas a reconstruír la moral y la dignidad de su pueblo.

La administración de problemas es una característica de los mediocres e indignos gobiernos de países títeres del modelo económico neoliberal, quienes deberían aprender la lección impartida por México.

Panamá es un país con desarrollo de “medusa” (sin dirección), y los panameños no sabem a donde van, porque se carece de una hoja de ruta y estrategia clara.

La evidencia científica es la forma más precisa de medir el desarrollo de los pueblos, a través de los números y los datos estadísticos. Referirnos a ellos, da peso a cualquier argumentación.

Hay mucho por hacer, como retomar las experiencias vividas que fomentaron un espíritu de lucha y trabajo, dignidad, independencia y soberanía.

Por otro lado, es necesario advertir que el cambio climático es un cercano enemigo acelerado por patrones de vida insostenibles que, necesariamente, requieren ser sustituidos.

La vuelta a lo básico y al campo son tareas vitales, al igual que la tarea de volver a practicar costumbres centenarias para romper el vínculo con el consumismo desmedido y la elevada concentración humana en las ciudades.

Vivimos bajo el efecto de una etapa de transición entre lo viejo y una nueva sociedad. Sin duda, el momento actual obliga a romper paradigmas.

Los panameños están llamados al cambio, al crecimiento. Romper paradigmas es más fácil para quienes nada tienen. Los pobres, los desfavorecidos de siempre, son quienes provocan cambios, ya que las carencias les infunden valentía y coraje.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here