Alicia Bárcena alentó a los países del Caribe a avanzar hacia sociedades menos desiguales y más solidarias

La secretaria ejecutiva de la CEPAL participó en una reunión virtual sobre el rol de los Ministerios de Desarrollo Social del Caribe ante la pandemia del COVID-19, organizada por la Secretaría de Bienestar de México y la Comisión regional de la ONU.

0
129
La secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena.

CEPAL

La secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena, alentó a los países del Caribe a comprometerse con el bienestar social, durante una reunión virtual sobre el rol de los Ministerios de Desarrollo Social caribeños frente a la actual crisis que está viviendo el mundo y la región producto de la pandemia del COVID-19.

La reunión, que contó con la participación de 18 representantes de los países del Caribe de habla inglesa, francesa y holandesa – Antigua y Barbuda, Anguila, Aruba, Bahamas, Curaçao, Dominica,  Granada, Guadalupe, Guyana, Islas Turcas y Caicos, Islas Vírgenes de los Estados Unidos, Jamaica, Montserrat, Saint Kitts y Nevis, Santa Lucía, San Martín, Suriname, y Trinidad y Tobago, de los Residentes Coordinadores de la ONU de la subregión, así como representantes de las agencias, fondos y programas y de la Comunidad del Caribe (CARICOM), la Asociación de Estados del Caribe (AEC) y de la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECS por sus siglas en inglés) fue organizada por la Secretaría de Bienestar de México, en su calidad de presidente de la Mesa Directiva de la Conferencia Regional sobre Desarrollo Social de América Latina y el Caribe (CRDS), y la CEPAL.

El objetivo principal del encuentro fue propiciar un espacio de colaboración y apoyo mutuo, compartiendo tanto los problemas y desafíos de cara a la pandemia, como los conocimientos acumulados, los avances, las necesidades y los posibles espacios de trabajo conjunto a nivel regional.

La reunión fue inaugurada por Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL, quien dio un discurso de bienvenida y luego realizó una presentación en la que abordó la situación socioeconómica y las medidas de protección social en la región en el marco de la crisis sanitaria actual.

Durante su intervención, la alta funcionaria de las Naciones Unidas afirmó que la pandemia del COVID-19 ha tenido un tremendo impacto en el estado económico, social, físico y mental de cada individuo.

“Somos conscientes de que con el coronavirus no solo enfrentamos una emergencia de salud. Por eso los hemos reunido a todos, para compartir con ustedes las estimaciones preliminares de la CEPAL sobre el impacto socioeconómico de la crisis y para estimular una discusión sobre la mejor manera de responder a los desafíos reales que enfrentan nuestras comunidades”, señaló.

La secretaria ejecutiva de la CEPAL recordó que incluso antes de la difusión del COVID-19, la situación social de la región se estaba deteriorando.

“Inevitablemente, el virus afectará a los países de manera diferente, dependiendo de las capacidades respectivas para responder a la enfermedad y los recursos disponibles para hacer frente a nivel nacional. En ese sentido, somos conscientes de que en el Caribe, a pesar de décadas de progreso en el desarrollo humano, sus países enfrentan una creciente pobreza y desigualdad de ingresos”, enfatizó.

Añadió que las medidas requeridas para controlar la propagación del virus afectarán profundamente el bienestar de los grupos vulnerables, en un momento en que la cobertura de los sistemas de protección social es limitada, debido a las grandes cargas de deuda externa y amenazas como el cambio climático y los desastres naturales.

“En circunstancias urgentes como las que enfrentamos ahora, son ustedes, los líderes responsables del bienestar social, los encargados de encontrar soluciones a las necesidades de las personas que viven en la calle, las personas con discapacidad, los migrantes y las personas mayores, agregó.

Por otro lado, Alicia Bárcena, recordó que situaciones de emergencia como estas exponen aún más las desigualdades entre hombres y mujeres, y la mayor carga que las mujeres deben soportar, incluso en circunstancias difíciles.

“Nos preocupa especialmente que el sector turístico concentre la mayor proporción de mujeres en la fuerza laboral, que es uno de los sectores más afectados por la pandemia, con un promedio de alrededor del 70%. En la CEPAL estimamos que, si continúa 1 o 2 meses la prohibición de viajar, la actividad turística en el Caribe se contraería en 8%, 17% o 25%, respectivamente, en 2020. Por lo tanto, la protección de los medios de vida de las mujeres es un desafío muy real que deberá abordarse, enfatizó.”

En la oportunidad, la Secretaria Ejecutiva destacó la creación del Observatorio COVID-19 de la CEPAL, que contiene información detallada sobre las políticas que se están adoptando a nivel regional y mundial, al que pueden acceder a ver información detallada país por país.

Finalmente, la máxima representante de la CEPAL afirmó que la solidaridad y responsabilidad colectiva son clave para contener y enfrentar la pandemia, y advirtió que la crisis puede profundizar expresiones de malestar, desconfianza y desafección democrática, lo que constituye un riesgo importante para la cohesión social.

Por ello, “urge a avanzar hacia sociedades menos desiguales y más solidarias, sin dejar a nadie atrás”, concluyó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here