Algunos puntos relevantes sobre el agua en Panamá

0
121

Por Sergio Sánchez Silvera / Periodista

serfoto@gmail.com

La ratificación por insistencia (63 a 0, por parte de la Asamblea Nacional de Diputados, de la Ley 171 que “Declara Patrimonio Natural y Área Protegida La Cuenca del Río Santa María”, fija claramente la posición de los diputados de defender el derecho de los ciudadanos de país a disfrutar del agua y, con ello, de sus recursos naturales.

La posición del prresidente de la República, de hacer de la minería el recurso principal sobre el cual se fundamente el futuro económico del país, nos muestra un ejecutivo que no quiere darse la tarea de buscar un camino mejor para el desarrollo y bienestar de los panameños.

El abandono que los nuestros Parques Nacionales, productores innegables del agua abundante y en gran calidad que poseen los panameños, se ha agudizado en este período presidencial. La falta de guarda parques, sobre todo en el Parque Internacional La Amistad (PILA), obliga a Costa Rica a una permanente reclamación a Panamá por la falta de atención de la autoridad panameña que debe protegerlo. Esto es así, porque la ciudadanía costarricense ha decidido que su futuro está ligado al desarrollo ecoturístico.

La presión para el desarrollo minero en Panamá se refleja en la reciente petición de un diputado de Azuero, solicitando una ley que levante la protección al Parque del Montuoso, supuestamente para que los campesinos en áreas cercanas titulen sus tierras. Una vez titulada la tierra podría ser arrebatada a los agricultores para convertir al Montuoso en dos o tres minas. Con ello, la situación del agua en el Arco Seco y en Azuero se agravaría exponencialmente.

Se supone que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), que opera los juegos de esclusas en la vía interoceánica, es un experimentado administrador de agua. Sin embargo, no protege adecuadamente su cuenca hidrográfica, que es un deber constitucional. Algunos funcionarios alegan que la cuenca es el rio y no la cobertura boscosa que recoge agua y la tributa al afluente. ¿Qué agua administrarán cuando desaparezca esa cobertura de los Parques Nacionales?

La comunidad se moviliza en defensa del agua.

Se debe comprender que en un período de escasez del recurso hídrico tendrán primero que dejar de transitar barcos para darle prioridad a la distribución del agua para abastecer a las poblacionesnes en las ciudades de Panamá y Colón.

La rápida desecación y disminución del espejo de agua del Humedal Laguna Matusagaratí, en la provincia de Darién, debido al abandono de las obligaciones soberanas por parte del gobierno central, ha dejado en manos de mafiosos colombianos el destino del sitio Ramsar. Según se publicó recientemente en medios locales, los colombianos hicieron canales para lograr la rápida disminución del agua retenida (en el Humedal).

Se necesita un gobierno, principalmente un Ministerio de Ambiente que contribuyan a que Panamá tenga disponibilidad de fuentes abundantes y sanas. Pero, hay otro problema: el Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (IDAAN) es la cenicienta de las instituciones estatales. No se le ha dotado de recursos esenciales ni la forma de lograrlos. Su estado de precariedad permanente sugiere un hecho deliberado para justificar la privatización.

El agua dulce es un líquido vital sin el cual la vida no es posible en Panamá. Es abundante y posee calidad en todo el país. Cuidemos las fuentes hídricas, porque las futuras generaciones jamás perdonarán que no las hubiésemos protegido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here