Agricultura y vida humana corren peligro con minería metálica a cielo abierto, dice Sociedad de Salud Pública

0
33
El Gobierno Nacional negocia el contrato de concesión con Minera Panamá. Archivo | La Estrella de Panamá

Por Mileika Lasso
Diario La Estrella de Panamá

La Sociedad advierte que la contaminación de la industria va afectar zonas fuera del área de explotación. Afectando el suelo de manera permanentemente y comprometiendo la producción agrícola.

Para la Sociedad Panameña de Salud Pública, la explotación minera metálica a cielo abierto representa un “riesgo” para los sistemas de producción agropecuaria y a su vez para la salud de población.

Para Carlos Gálvez, médico especialista en salud pública y presidente de la sociedad, explicó a La Estrella de Panamá que existe en gran parte de la casos de minería metálica a cielo abierto, particularmente en las de cobre, hay un alto porcentaje de contaminación de aguas en el territorio, mismas que se trasladan cientos de kilómetros fuera de allí, afectando una superficie mayor.

De acuerdo a cálculos del la sociedad, utilizando datos del Ministerio de Comercio e Industrias (MICI), el 1% de los 75,517 km² de la superficie total del istmo, es decir, unos 755.17 km² están en explotación a cielo abierto; mientras que un 17% (12837.8 km²) está en solicitud para concesión de minería a cielo abierto.

Se trataría en total de un 18% del territorio el que estaría siendo explotados y están en solicitud de concesión. Una gran porción de este, cruzado por sistemas de aguas con poblaciones y producción agrícola.

“Estos yacimientos de metales (…) están en diversos puntos exponiendo a la contaminación los casi 500 afluentes que tenemos en el país y los acuíferos subterráneos, los que sufrirían daños irreversibles”, dijo Gálvez

De mantener la propuesta de que convertir a Panamá en un país minero, según Gálvez la contaminación no solo será a corto plazo sino que permanecerá aún cuando haya acabado la fase de explotación.

“Panamá es el segundo país en el mundo con el mayor número de precipitaciones en el año, además la mayoría de estas explotaciones están en áreas boscosas; mientras que en otros países, la actividad se desarrolla en áreas desérticas y donde no se exponen el agua”, afirmó.

En Panamá, la extracción de metales es variado, comentó Gálvez, y debido a ello, explicó se emplean diferentes químicos, nocivos lo que expone a los terrenos aledaños al yacimiento. Tierra fértil que una vez expuesta a sustancias usas por la industria como el cianuro, mercurio y entre otros, vuelven áridos el suelo y los dejan contaminados de por vida. El alimento que se produzca allí estaría contaminado.

“En nuestro pasado reciente se han registrado derrames, deslave y la contaminación de cuencas hidrográficas y acuíferos subterráneos con absoluta impunidad e irresponsabilidad de la industria minera”, sentenció Gálvez.

La Sociedad Panameña de Salud Pública ha solicitado al Gobierno frenar las concesiones mineras y cuestionó la negociación que tiene lugar en este momento con la empresa Minera Panamá, filial en el país de la canadiense First Quantum.

Para Gálvez, lo que el país debe de hacer es olvidarse de la minería y emular las acciones verdes de países vecinos como Costa Rica, donde a través del turismo ecológico y sostenible se vienen destacando económicamente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here