Académicos panameños y venezolanos defienden la paz y la autodeterminación

0
79

(Redacción de Bayano digital)

Docentes panameños y venezolanos defendieron la integridad latinoamericana en el Seminario Internacional Paz y Autodeterminación de Venezuela, organizado por el Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual, de Venezuela, la Facultad de Administración Pública y la Asociación de Profesores de la Universidad de Panamá y el periódico Bayano digital.

La actividad académica, convocada en la Biblioteca Simón Bolívar de la casa de estudios superiores panameña, del 23 al 25 de abril, fue inaugurada por el rector de la Universidad de Panamá, Eduardo Flores, con un llamado a fortalecer la unidad, la soberanía y la cooperación de los pueblos latinoamericanos, con amplio respeto a las ideas y corrientes.

Flores Castro destacó que un próximo encuentro de rectores de Centroamérica y República Dominicana será realizado este año en Managua, Nicaragua, en reconocimiento al principio de la paz y la autodeterminación de Nicaragua, y a la necesaria cooperación científica y académica entre los países de la subregión.

Recordó que los panameños no pueden avalar nunca una intervención armada contra Venezuela, porque vivieron los desastrosos bombardeos de Estados Unidos a Panamá el 20 de diciembre de 1989. “Sabemos los miles de muertos y las heridas” que dejó la invasión, indicó la máxima autoridad universitaria en su defensa de la paz y soberanía de Venezuela.

Asimismo, el periodista David Carrasco, director del periódico Bayano digital, subrayó que “la idea de crear una América Latina grande, fuerte y solidaria acompañó al Libertador hasta el final de sus días y resurge con vigor en el siglo XXI, en procura de la integración regional y el diseño de un destino común compartido, en el que tengan cabida valores y principios con la democracia popular, la autodeterminación y la soberanía de pueblos capaces de forjar el futuro con dedicación, esfuerzo y coraje”.

Remarcó que “sobre Venezuela han sido divulgadas millones de notas que no se ajustan a la verdad y tampoco muestran el rostro de un pueblo que ha decidido escoger su propio camino, respetando el derecho de otros pueblos a tomar decisiones similares”, lo que queda demostrado por los académicos a través de valiosas conferencias.

El decano de la Facultad de Administración Pública de la Universidad de Panamá, Jones Cooper, resaltó la enorme contribución de la Universidad de Panamá al análisis de temas puntuales de América y el combate a la desinformación que perjudica los esfuerzos enfocados en la Cultura y el desarrollo humano.

Cooper criticó a las autoridades panameñas por la “involución” en materia de política exterior, al haber reconocido a un personaje autoproclamado que carece de una representación legítima. En ese sentido, lamentó que el gobierno panameño se haya doblegado a los dictados de Washington, en el intento de asilar económica, política y diplomáticamente al gobierno de Caracas.

Hablan los expertos

En la primera conferencia del seminario, transmitida desde Caracas, el director general del Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual, y ex canciller venezolano Roy Chaderton, evocó la memoria de los estudiantes mártires, que fueron masacrados en 1964 por tropas estadounidenses en Panamá. Asimismo, elogió la obra política del general Omar Torrijos, quien condujo el proceso de recuperación de la antigua Zona del Canal y la vía interoceánica, y se convirtió en “precursor de la oleada progresista” en Latinoamérica.

Chaderton auguró una victoria segura a las fuerzas sociales en el continente americano, pese a las amenazas y los actos intervencionistas, que pretenden desmontar proyectos encaminados a garantizar desarrollo humano y justicia social, y ejercer la plena soberanía de los países sobre sus respectivos territorios.

El conferencista venezolano magíster Vladimir Adrianza disertó sobre “Multilateralismo vs unilateralismo. Nuevo Orden Mundial”, destacó que en la disputa entre quienes buscan imponer un modelo unipolar y los que apuestan por el multilateralismo, está más clara la amenaza aplicada por Estados Unidos contra los gobiernos legítimos de Hugo Chávez Frías y Nicolás Maduro Moros, en Venezuela,

Sostuvo que a ello se deben las amenazas contra Venezuela vertidas por figuras como el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, el asesor presidencial John Bolton, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, y el representante especial del Departamento de Estado, Elliott Abrams, quien fue condenado por graves delitos cometidos en el escándalo “Irán Contras”, en la administración del presidente Ronald Reagan.

Sostuvo que en el pasado había cierta moderación en los planes de Estados Unidos contra Venezuela, pero “ahora no hay ninguna moderación” en los planes de desestabilizar al gobierno electo del presidente Nicolás Maduro, como ocurrió en el sabotaje al sistema eléctrico nacional para debilitar a un país que posee una de las mayores reservas del petróleo en el mundo, la cuarta reserva de gas del planeta y enormes depósitos minerales. Añadió que Venezuela apuesta por un mundo “multicéntrico y pluripolar” en el rechazo al “ataque artero y continuado” de Washington.

A su vez, el historiador venezolano Omar Galíndez enumeró la historia de saqueo de las multinacionales, que han convertido a Venezuela en objetivo del dominio de sus recursos vitales. En una conferencia denominada “Crisis de hegemonía de Estados Unidos”, Galíndez resaltó que en su política de intervención contra Venezuela y otros países, Estados Unidos pretende no repetir su rotundo fracaso en la guerra de Vietnam,

El expositor describió la relación entre las multinacionales y la maquinaria de guerra de Estados Unidos, con el agravante de que hay indicios de una erosión del poder del dólar. Adujo que esa supremacía llegó a un tope en la década de 1970, y obligó a alianzas entre Estados Unidos e Inglaterra. “Lo que otrora fue una locomotora del mundo, hoy tiene graves crisis sucesivas, que se producen como parte del desequilibrio comercial y de los gastos incesantes y crecientes en materia militar”, acotó.

En el seminario, participaron como moderadores los profesores panameños Briseida Allard y Marco A Gandásegui, hijo, quienes reseñaron la importancia de respetar el derecho internacional y contener las veladas amenazas de guerra en la región.

Allard destacó que “la mayor parte de los teóricos de las relaciones internacionales coinciden en reconocer las bases del orden internacional, teniendo en cuenta la limitación de la violencia, el reconocimiento muto de soberanía por parte de los estados entre sí y el respecto de los acuerdos (principio pacta sunt servanda)”. Al respecto, recomendó elaborar y potencializar una narrativa de pueblos que se enfrentan a poderes hegemónicos, en defensa de los derechos legítimos, intransferibles y esenciales.

Ganásegui planteó que los latinoamericanos “estamos en una guerra permanente”, y que las agresiones contra Venezuela son un capítulo de ese proceso. En su disertación, llamó al gobierno de Panamá a rectificar su política exterior y ponderar los esfuerzos de aquellos países de la región comprometidos con el desarrollo humano y el mejoramiento de la calidad de vida de naciones históricamente agobiadas por el expolio secular.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here