A pesar de la pandemia en Panamá existe estabilidad interna y paz social

0
793
Vacunación contra el Covid en Panamá.

Por Benjamín Colamarco Patiño (*)

Han pasado 17 meses de pandemia y si bien ha habido sobresaltos ante el panorama desolador y de incertidumbre que pintaba el horizonte en marzo de 2020, en Panamá impera un gobierno democrático, rige el estado de derecho, se respetan las libertades y hay estabilidad.
No ha sido tarea fácil, pero desde el primer momento el Presidente de la República, Laurentino Cortizo, destacó que ha sido un honor gobernar y servir al país en medio de la crisis global ocasionada por el Covid-19, convencido de que los panameños la superaremos y saldremos adelante.
Existe comprensión por parte de la administración Cortizo de las dificultades e insatisfacciones que han resentido amplios estratos de la población, producto de la crisis mundial sanitaria y sus implicaciones socioeconómicas y psicosociales en Panamá.
Un reto inédito que el gobierno ha enfrentado sin incrementar impuestos, y sin dejar de lado el desafío que representa solucionar -—uego de más de 12 años sin que se hiciera nada— el problema de la Caja de Seguro Social (CSS). No se aumentarán las cuotas ni la edad de jubilación, no habrá medidas paramétricas, ni se privatizará la CSS.
No hay que obviar el aumento de la inestabilidad en la región con acciones anarquizantes como las registradas en Colombia, Haití, Centroamérica, Venezuela, Perú y Cuba. En Panamá ha sido evidente una agenda desestabilizadora, la cual denota el oportunismo político en medio de la pandemia, de sectores opositores politiqueros y algunos “poderes fácticos», históricamente adversos al Torrijismo.
Pero más allá de todo, en Panamá existe un equipo de gobierno unido y fuerte, que reconoce errores cometidos, y ha enmendado y se continúa avanzando con sentido crítico y analítico.
Superada la incertidumbre que rodeó los primeros meses, ante una pandemia agresiva y cambiante, la Administración Cortizo ha avanzado con la estrategia continua de vacunación PANAVAC, con la cual a medida que aumenta la llegada de dosis, se incrementa la cantidad de panameños protegidos.
Durante las tres primeras semanas del mes de julio el país recibió 1 millón 151 mil 280 dosis, y hoy son más de 3 millones de panameños vacunados. ¡Hay esperanzas!
También, el Plan Panamá Solidario ha sido uno de los baluartes que ha garantizado la paz social, ya que desde su creación el 24 de marzo de 2020, ha sido un alivio para más de 1.6 millones de personas en los 679 corregimientos del país.
Igualmente, a partir de agosto, el Vale Digital tendrá una corresponsabilidad con servicio social o capacitaciones (24 horas al mes) para los beneficiarios. La iniciativa ha tenido buena acogida, pues hasta el 31 de julio de este año, se han actualizado en la plataforma más de 690 mil beneficiarios anteriores del plan.
Adicionalmente, el Plan Panamá Solidario ha incidido positivamente el sector agropecuario, el cual en plena pandemia tuvo un incremento de 3%, gracias a políticas adecuadas, que han permitido aumentar la producción, preservando empleos en el campo.
Todo esto se ha fundado sobre tres pilares: el Programa Agro-Solidario, con préstamos blandos a productores; compra de la producción a precios justos y equitativos; y la suspensión de las importaciones.
El Gobierno Nacional ejecuta, desde julio de 2020, el Plan de Reactivación Económica (PRE), el cual se ha ido perfeccionando con la participación amplia de diversos sectores gubernamentales, laborales y empresariales.
Adicionalmente, la administración Cortizo se ha concentrado en impactar directamente la “Demanda Agregada”, que resulta de la suma del valor del gasto de las familias, más la inversión del sector privado y el gasto público, más el saldo neto de las exportaciones menos las importaciones.
El objetivo es sentar los los cimientos para reducir los niveles de pobreza y desigualdad entre los cinco Panamá, garantizando mayores oportunidades a la sociedad, a fin de lograr el objetivo superior del bien común y el estado de bienestar.
Con este propósito, se ejecutan proyectos prioritarios en función de la reducida disponibilidad presupuestaria, que tengan un positivo impacto en la generación de empleo, y alto factor multiplicador en la economía y en el desarrollo local.
El Plan COLMENA —cuyo plan piloto se ejecutó en cinco corregimiento del distrito de Capira y está dirigido a los 300 corregimientos con mayor nivel de pobreza multidimensional— ha continuado su ejecución, articulando los esfuerzos institucionales para mejorar las oportunidades y condiciones de vida en las comunidades.
Igualmente, con motivo de celebrarse este año los 200 años de independencia de Panamá de España, el gobierno lanzó el Pacto de Bicentenario Cerrando Brechas, un amplio diálogo abierto de abajo hacia arriba, en procura de entendimientos nacionales vinculantes para el futuro del país, cuyos acuerdos deben suscribirse el 28 de noviembre de 2021.
El camino recorrido durante 17 meses de pandemia no ha sido fácil, pero existe la certeza que luego de las medidas dirigidas a controlar la pandemia y reactivar la economía, las proyecciones de crecimiento son halagüeñas. A eso apostamos todos los panameños.

* El autor es economista; secretario ejecutivo de la Secretaría para el Seguimiento de la Ejecución y Cumplimiento de la Presidencia de la República.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here