VIDEO, “Cuando Cayeron Las Bombas…” sobre Panamá.

-Visto Desde los Ojos de los Panameños Residentes en el Exterior.-

0
166

Nota de la redacción

  • Bayano digital comparte las palabras pronunciadas por el Dr. Carlos E. Russell C., luchador social en los Estados Unidos junto a Martin Luther King, Malcon X, Medgar Evers y Angela Davis y por la soberanía de Panamá, como orador de fondo el 19 de diciembre durante la Jornada Internacional Patriótica organizada por el movimiento social panameño para conmemorar la invasión de 1989 a Panamá.
Trinidad Ayola Presidenta de la Asociación de Familiares de los Caidos e Gilberto Solís Representante del Movimiento Social panameño.
  • El Dr. Russell, ex embajador de Panamá en Naciones Unidos y la OEA, responsable de obras sociales del movimiento de Martin Luther King, periodista, poeta, catedrático universitario y director de Departamento de Historia Latinoamericana en la Universidad Medgar Evers en Nueva York.  Fue galardonado por el gobierno nacional con la Orden Vasco Nuñez de Balboa.
  • En esta edición Café Bayano presenta un fragmento de las Palabras del Dr. Russell. El discurso completo titulado “Cuando Cayeron Las Bombas…” está publicado en el Blog de Bayano digital.

“Cuando Cayeron Las Bombas…”

-Visto Desde los Ojos de los Panameños Residentes en el Exterior.-

 Palabras Pronunciadas Por El Dr. Carlos E. Russell C.
En la conmemoración del vigésimo octavo del acto invasor norteamericano a territorio panameño – 20 de diciembre de 1989.

(Fragmento)

Aquella madrugada de infamia, de ignominiosa y nefasta crueldad; aquel 20 de diciembre de 1989 donde, en la oscuridad del cielo panameño—un cielo impregnado de aves de rapiña con cuerpos de metal—los cuales habiendo penetrado nuestras porosas y frágiles fronteras—de sus entrañas vomitaron bombas y tropas de guerra que: avasallaron e incineraron nuestra nación. Es una fecha, que será para mí, eternamente grabada e imposible de olvidar..

Hoy, al solemnizar la vigésima octava conmemoración de aquellos momentos horrendos, todavía ráfagas de ira y de furia se adueñan de mi ser, acordándome de la fechoría y de la traición por supuestos panameños y sus compinches oligarcas yanquistas.

Sostengo que seria objetivamente difícil ignorar que los avances socioeconómicos de nuestro país, bajo el liderazgo del General Omar Torrijos, causó estragos dentro de los núcleos poderosos de nuestra tradicional oligarquía criolla, quienes vieron en ése régimen el derrumbe de sus poderes y control del país, y de la perdida, “según ellos”, de lucro personal, en ese entonces, y por ende su perfidia.

El panameño de ascendencia afroantillana, se consagró con esa realidad; tanto así, que durante los años difíciles (…) comento que los verdaderos nacionalistas panameños son aquellos “chombitos” de Nueva York.

Orville Gooding

En 1973, este servidor organizó y liderizó La Primera Conferencia de Panameños en el Exterior (…) A raíz de la conferencia, un panameño que participó como anfitrión de la comisión de economía, que nunca había sido parte del gobierno panameño, quiso regresar a su país natal y decir: “Presente”. Y así hizo. Llegó a ser el Ministro de Planificación, que hizo aplazar la malévola invasión, introduciendo la estrategia del sistema de “vale” o “pagaré”, para contrarrestar los ataques económicos norteamericanos (…) Este panameño, se llama: Doctor Orville Gooding. Panamá tiene una deuda con el Doctor Orville Gooding.

Esta mañana, veintiocho años desde que se escucharon los primeros gritos de muerte y las primeras explosiones, quiero recalcar que aquella mañana Gaspar Octavio Hernández, desde su pinaculo en los cielos, se sonrió y abrazó a los miembros genuinos de los batallones de la dignidad y lloró por las muertes de los caídos en las calles del Chorrillo, de San Miguelito y de las otras barriadas pobres.

Al finalizar su intervención, el Dr. Russell invitó al actor panameño Kendall Mc Macre a declamar su poema  Voces de Muerte… Lágrimas de Ayer y Hoy, publicado en ésta edición de Bayano digital.

Lea el discurso completo en el Blog de Bayano digital.

Deja un comentario