Venezuela aplica medidas de retorsión a ciudadanos y empresas de panameñas

Decenas de empresas de Zona Libre, que reclaman millonarias deudas, a las que el gobierno venezolano acusa de lavar dinero para empresas venezolanas y reconocidas firmas de abogados, vinculadas a los negocios OffShore, fueron sancionadas con las medidas de retorsión, aplicada por Venezuela en respuesta a la "Lista Clinton de Varela y Saint  Malo".

0
93
Nicolas Maduro Moro presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela

Redacción de Bayano digital

El Gobierno de Venezuela suspendió por relaciones económicas con 46 empresas y 22 personas naturales de Panamá con el fin de proteger el sistema financiero de la nación suramericana.

La lista incluyen a miembros a integrantes del gobierno de Panamá encabezados por el presidente Juan Carlos Varela y la vice presidenta y ministra de relaciones exteriores Isabel de Saint Malo.

Las medidas de retorsión incluye a influyentes empresarios  entre ellos Stanley Motta, el hombre más rico de Centroamérica de acuerdo a la revista Forbes, propietario de COPA.  El Instituto Nacional de Aeronáutica Civil de Venezuela suspendió por 90 días, decenas de vuelos de la linea aérea Copa que también figura en la lista.

 

Decenas de vuelos de la línea aérea COPA, del empresario panameño Stanley Motta, fueron suspendidos.

Decenas de empresas de Zona Libre, que reclaman millonarias deudas, a las que el gobierno venezolano acusa de lavar dinero para empresas venezolanas y reconocidas firmas de abogados vinculadas a los negocios OffShore, también fueron sancionadas con las medidas de retorsión, aplicada por Venezuela en respuesta a la “Lista Clinton de Varela y Saint  Malo”.

En respuesta a las contundentes medidas tomadas por el Gobierno Bolivariano de Venezuela, el Ministerio de Relaciones Exteriores publicó un Comunicado Oficial en el que “Gobierno de Panamá ha decidido retirar a su Embajador en la República Bolivariana de Venezuela, Miguel Mejía, y solicita al Gobierno venezolano retirar a su Embajador acreditado en Panamá, Jorge Durán Centeno.”

A su vez, la cancillería panameña considera que las sanciones de venezolanas son ilegales y carecen de sustento.

El Gobierno panameño considera que se trata de una reacción política que carece de sustento, y se adopta fuera del marco jurídico internacional.

 

Las relaciones diplomáticas de los dos países  llegaron a su más bajo nivel desde que en agosto del 2004,  cuando Cuba y Venezuela retiraron sus embajadores, debido al indulto que otorgó la presidenta Mireya Moscoso (al igual que Varela del Partido Panameñista), al terrorista Luis Posada Carriles y sus tres cómplices, condenados en el año 2000 por la planificación de un atentado contra Fidel Castro.

Para justificar su bochornosa subordinación a Washington, Mireya dijo que los indultaba por razones humanitarias porque “sabemos que de quedarse aquí tendrían la posibilidad de ser extraditados si no Venezuela a Cuba donde estoy segura que los hubieran matado”.

Deja un comentario