Una de burbujas

0
105
Foto Elias López Palacios "bajo el palo de mango" para Bayano digital

Debajo el Palo de Mango

Elías López Palacios
Ciudadano del mundo 2.0
Especial para Bayano digital

Andaba esta semana decidiendo sobre qué escribir, todos los cañones apuntaban hacia el problema de la Asamblea pero reflexionando seriamente, necesito tener mayor conocimiento para abordar un tema tan delicado para el país. La semana que viene, si dios quiere.

Llegué el viernes a un evento sobre ciberterrorismo en la Universidad Tecnológica. Caminaba yo con un catedrático y me dijo, “sin duda la mejor universidad”. Escuché con atención varias ponencias sobre terrorismo internacional, Yihadismo y como combatirlos (También una de un Doctor estadounidense que creí que nos estaba tomando el pelo al auditorio) pero al final pensaba ¿está preparada Panamá para afrontar un problema de este calado? Mi respuesta la obtuve rápidamente, redacté una pregunta sobre Big Data, (Mario no te rías), y si sería posible tener una división en el gobierno que estudiara los metadatos para darnos seguridad y no para vendernos cupos en un hotel en Pedasí. Mi pregunta cayó en el oscuro pozo de la indiferencia y obtuve mi respuesta. No estamos preparados.

Pero cambiando de tema, esta semana en Café Bayano se toca un tema de interés para nacionales y extranjeros, el problema de la regulación migratoria. A mi me toca, como español tonosieño pero hablando ayer con una amiga de fuera que trabaja en Panamá, directora en una transnacional vi una posición diferente a mi vivencia. Conversábamos sobre nuestras realidades en Panamá y me di cuenta que existe una burbuja donde viven algunos de los que vienen a trabajar al país.

Como adoptado santeño, al principio no entendía bien esta situación que me narraban, el hecho de llegar acá y vivir una realidad alejada del día a día. Esta amiga me describía que ella no trabaja con panameños, no tiene amigos panameños ella vive en Panamá pero en un subcírculo alejada del común quehacer diario. Vive atada a la realidad de su país de origen, con sus dramas y alegrías lo que hace aun más acrecentar esa burbuja, por cierto no es de Venezuela.

Me fui a dormir pensando realmente en esa situación. En la mañana hablando con una colega de trabajo, panameña que conste, me dijo algo que me impactó, “los que viven en la burbuja son aquellos que están dentro de un poder adquisitivo que les permite estar aislado de la verdadera realidad de un servicio con fallas, la realidad cambia para quien viene con privilegios, pero la realidad sigue siendo igual.

¿Sistema con fallas? Vaya, yo tengo claro que el sistema las tiene, pero sin dudas es a nivel mundial. Aquí quizás se acrecienta porque la ralentización de la economía y de las decisiones políticas hacen que el ciudadano de a pie sea apático.

Este país ha recibido flujos migratorios desde que el Mundo es Mundo, y cada uno afronta su día a día desde una óptica diferente. Lo único que tengo claro es que uno recibe lo que da, y esté país da mucho, lo digo en primera persona. Vivo una realidad intensa en Panamá, quiero conocer cada día más y más porque me siento integrado y parte de esta sociedad. Aprender y respetar no siempre es el camino más sencillo pero sí el que mayor grado de satisfacción deja al final de la jornada.

Esta semana ha sido complicada pero al final siempre se dibuja una sonrisa en el cielo porque algo importante se avecina, eso si, al gringo que aburrió a las estatuas del otro día no lo traigan más a dar conferencias, (creo que no he sido políticamente correcto) pero recuerden lo que dice siempre Sandra Sandoval bajo el Palo de Mango “Si saben como soy yo, entonces pa´que me invitan”….

No hay comentarios

Deja un comentario