Trabajadores del Estado y los derechos del XIII y Prima de Antigüedad

0
190
La Federación Nacional de Servidores Públicos (FENASEP) tiene una alta responsabilidad en la defensa de los derechos laborales.

Trabajadores del Estado y los derechos del XIII y Prima de Antigüedad

Por José Antonio Gómez Pérez
Economista y Catedrático de la Universidad de Panamá

Entre las lecciones importantes que el proceso político de Omar Torrijos Herrera dejó al pueblo panameño, está el interés por la búsqueda de horizontes de igualdad de oportunidades y solidaridad. El prestigioso pediatra José Renán Esquivel y el jurista Rolando Murgas, vinculados a ese proceso de transformación y movilización social, habían acuñado, respectivamente, dos lemas que orientaron los objetivos nacionales: “Salud igual para todos” y “reconocer derechos laborales igualitarios”.

Que esas consignas unificadoras de la población panameña hayan sido escondidas o sustituidas por mensajes sin contenido adaptados por grupos de servidores públicos y políticos criollos tradicionales, es harina de otro costal y asunto de otra discusión. Sin duda, hay una necesidad imperiosa de ventilar las demandas insatisfechas de los derechos de los servidores públicos, más allá de las realidades coyunturales y de las promesas de campañas electorales.

Actualmente, este tema general no es cuestión de meros aspectos burocráticos, ni atañe sólo a la Universidad de Panamá y a su Rector saliente, como algunos medios de comunicación han planteado. Lo que tenemos por delante es el reto de preservar los derechos laborales para todos los trabajadores al servicio del Estado panameño. La casa de estudios superiores y otras instituciones han debatido y presentado propuestas al respecto.

En ese sentido, hay que recordar que la Ley Especial No. 8 de 25-02-1975 del IRHE-INTEL reconoció derechos laborales privativos del tradicional sector privado, a los trabajadores estatales de ambas instituciones. Asimismo, ocurrió con todos los servidores públicos involucrados en los procesos de las privatizaciones de los puertos y ferrocarriles, durante la administración presidencial de Ernesto Pérez-Balladares, de 1994ª 1999. Pero, hay asuntos pendientes.

Durante la administración de Guillermo Endara (1989-1994), se establecieron pautas de bonificación para retiros voluntarios de servidores públicos. Con la Administración de Ricardo Martinelli (2009-2014), se dio un paso adelante, al establecer el aumento para el otrora inmovible pago del XIII Mes a los trabajadores del sector público. La actual administración del presidente Juan Carlos Varela ha planteado pautas sobre un programa de bonificaciones para los servidores públicos que opten por el retiro de los puestos de trabajo.

No olvidemos esos antecedentes, pues son claves para explicar la presente situación. Así, en una perspectiva histórica, la tarea de lograr la reivindicación de los derechos plenos a XIII Mes completo y la Prima de Antigüedad, para todos los trabajadores del sector estatal, es una meta conquistable, justa, igualitaria y constitucional, así haya que redactar un código laboral, leyes y una constitución nueva para la República de Panamá.

Como bien dijo un poeta y pensador: ¡Se hace camino, al andar! Lo más importante, es avanzar en la ruta correcta para reglamentar y ejercer los plenos derechos laborales de los trabajadores del Estado. En materia de derechos inherentes a los trabajadores y trabajadoras, son inaceptables las claudicaciones o el desconocimiento deliberado de principios que promueven la justicia y el desarrollo humano.

Deja un comentario