Suntracs exige en las calles justicia laboral y salarial

0
23
Trabajadores afiliados al Suntracs marchan en las calles. (Foto: Telemetro).

A través de marchas y una huelga pacífica, el Suntracs ha demostrado su poder de convocatoria en procura de aumento salarial y mejoras de las condiciones laborales.

(Redacción de Bayano digital)

El Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) volvió a protestar en la calles a favor de reivindicaciones laborales y salariales, pese a los intentos de poderosos grupos financieros de intentar desacreditar una huelga, que fue declarada legal por el Ministerio de Trabajo y Desarrollo Laboral.

Las protestas han incluido marchas en todo el país, así como la distribución de volantes en las que los obreros detallan sus aspiraciones salariales y denuncian la mezquindad de empresarios, quienes regatean centavos a la clase trabajadora. Se estima que unas 266 construcciones están paralizadas por la medida de fuerza que generó expectación entre diversos sectores en Panamá.

En declaraciones a medios locales y extranjeros, Saúl Méndez, dirigente del Suntracs, calificó de “limosna” inaceptable, una propuesta económica de representantes de la Cámara Panameña de la Construcción (Capac), que no satisface las demandas de los trabajadores, en el contexto de negociaciones de la convención colectiva que regirá en la industria en el periodo 2018-2021.

Los delegados de la Capac estimaron que en los primeros seis días de huelga el sector perdió 180 millones de dólares, a causa de la paralización de gran cantidad de proyectos, como la construcción de la Segunda Línea del Metro de Panamá. El presidente de la Capac, Héctor Ortega, adujo que habrá “serias consecuencias” inflacionarias en el ámbito de la oferta de viviendas, como resultado de la paralización de proyectos y del nuevo incremento salarial.

Debido a ello, la Capac entregó el lunes una propuesta a los dirigentes del Suntracs, equivalente al cinco por ciento de aumento salarial, tras haber alcanzado acuerdos en 144 de 155 cláusulas previstas en la negociación de la nueva convención colectiva. Sin embargo, el sector patronal considera “imposible” alcanzar el tope de las demandas salariales de los obreros, debido a que desde el 2014 hay una desaceleración en el crecimiento de la industria.

La Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá instó a “que se mantenga la mesa de negociación, como hasta ahora, bajo los conceptos de diálogo y sin que esto afecte el desarrollo de la vida del país y los derechos de terceros”. Resaltó en su comunicado que “la sociedad nacional reconoce sin reserva alguna el derecho que asiste a los trabajadores sindicalizados de negociar su convención colectiva dentro del marco legal aplicable”.

El presidente de la república, Juan Carlos Varela, pidió un pronto acuerdo para resolver las divergencias, mientras que organizaciones afines al Suntracs, como los servidores públicos de la Caja de Seguro Social y de la Universidad de Panamá se solidarizaron con los huelguistas. El Partido del Pueblo (comunista) manifestó al Suntracs su apoyo solidario e instó a garantizar la justicia social en medio de un generalizado aumento del costo de la vida en este país.

Deja un comentario