Sector agropecuario panameño se resiste a desaparecer

0
42
Productores agropecuarios riegan maíz en las calles de Divisa. (Foto: Panamá América/Thays Domínguez).
  • Al integrarse a la Organización Mundial del Comercio (OMC), Panamá se sometió a políticas proteccionistas o de incentivos a granjeros en países como Francia y Estados Unidos, advierten productores nacionales.

  • Consumidores locales son prisioneros de los monopolios y las cadenas de agroimportadores que especulan y dominan la compra y la comercialización de frutas, hortalizas y granos, y afectan la seguridad alimentaria.

Por Xiomara Prado
Estudiante de Periodismo
Xiolineth@gmail.com

El sector agropecuario panameño se encuentra atrapado sin salida inmediata, pero resiste la crisis que se deriva de la aplicación de un modelo que privilegia las agroimportaciones y perjudica a los productores y consumidores nacionales, reconocieron dirigentes de gremios y asociaciones consultados por Bayano digital.

Mario Domínguez, productor en la región central de Azuero, dijo que “el gobierno debe adoptar una nueva política de Estado sobre el sector agropecuario, como posible solución a la crisis. Añadió que “es necesario establecer reglas claras a largo plazo, ya que sin ello no se logrará una recuperación en el sector agro, mientras los grupos con prácticas monopólicas no sean afrontados”.

Domínguez resaltó el deterioro progresivo de las condiciones del sector y la depauperización de miles de familias campesinas en Panamá, que pasó de ser un país autosuficiente en la producción de arroz y otros rubros en la década de 1970, a un importador de granos básicos a partir de la década de 1990. Adujo que son muchos los que rechazan la “política de mirar para otro lado”.

Protestan los productores

El 21 de junio de este año, se realizó una protesta en el cruce de Divisa, en la región central de este país. Productores provenientes de todas las provincias repudiaron las “importaciones arbitrarias y desmedidas”, ya que representan un “verdadero peligro” para la actividad agropecuaria y la seguridad alimentaria de Panamá.

Agricultores de las provincias de Herrera y Los Santos que concurrieron a la protesta pacífica en Divisa, volcaron en las calles el maíz cosechado que no encuentra salida en el mercado, ya que la producción local compite con granos subsidiados en Estados Unidos, que posee una desarrollada industria agrícola.

Desde la apertura de los mercados y la firma de tratados de libre comercio, el sector agropecuario nacional muestra señales de una baja contribución al Producto Interno Bruto (PIB), con menos de siete por ciento anual. Ello confirma que el mecanismo de importación ha tenido un impacto desfavorable en los niveles de producción y contratación de mano de obra.

El presidente de la Asociación Nacional de Ganaderos (Anagan), Aquiles Acevedo, comentó que “las importaciones sin control provocan que muchas empresas locales prefieran consumir lo extranjero, en vez de apoyar al productor nacional. Añadió que ello ha causado que esa actividad deje de ser rentable”.

Acevedo planteó que la situación actual del sector agropecuario es “caótica”, e impulsa a productores de ganado de carne y leche a defender su patrimonio y la seguridad alimentaria del país.

Productores dan ultimátum al gobierno. (Foto: Crítica).

Consumidores perjudicados

El secretario general de la Unión de Usuarios y consumidores de la República de Panamá (Uncrepa), Pedro Acosta, reconoció que los monopolios han perjudicado el derecho de las personas a alimentarse en forma sana y suficiente, ya que cada vez más deben pagar por alimentos más caros en el mercado.

Desde enero de este año, se ha percibido una tendencia alcista en diversos productos de la canasta básica familiar, entre ellos lácteos, misceláneos, cereales y vegetales y verduras. Productos como banano, papaya y plátano empiezan a escabullirse de la dieta de los panameños, debido a sus exagerados precios.

Indicó que más de 140.000 hectáreas han dejado de producir alimentos en Panamá para favorecer al modelo importador, lo que tendrá consecuencias para la población. En ese sentido, señaló que es necesario crear mecanismos oficiales para estimular la productividad y la eficiencia tecnológica en el área rural.

Acosta precisó que la decisión gubernamental de controlar los precios de una lista de 22 productos de consumo “no ha funcionado”, ya que ello está supeditado a una práctica monopolista que asegura “una mejor distribución de la pobreza” en un país dominado por grandes intereses económicos.

Deja un comentario