Rusia se convierte en el nuevo granero del mundo para disgusto de EEUU y la UE

0
25
Aumenta producción y cosecha de cereales en Rusia.

El país eslavo se está convirtiendo en el granero del mundo y en objeto de envidia para los agricultores de EEUU y la UE, se afirma en un artículo publicado en el periódico suizo Tages Anzeiger.

Sputnik

Las exportaciones de trigo del país eslavo ya han superado a las de EEUU y este año pueden superar a las de la UE. Así, Rusia podría convertirse muy pronto en el mayor exportador de trigo del mundo, según el pronóstico del Departamento de Agricultura de EEUU, citado por el medio suizo.

Sanciones contra el sector petrolero ruso, ¿a quién causan daño?

Este es una buena noticia para los consumidores, dado que los países más grandes del mundo, desde el punto de vista del tamaño de su territorio, como Rusia y Brasil, están invadiendo el mercado mundial con productos baratos.

Aunque las nevadas tardías y las fuertes lluvias en EEUU provocaron el crecimiento de los precios de maíz, el valor de esta especie de gramínea continúa en la “depresión” en la que cayó hace cinco años cuando explotó la burbuja económica en la esfera de materias primas.

Todos estos factores indican que hoy en día los agricultores de EEUU y los de la UE ganan menos dinero que hace cinco años. Es por esto que la posibilidad de que los precios de los cultivos agrícolas suban es muy baja.

Por ejemplo, las reservas mundiales de trigo han alcanzado ya un nivel récord y seguirán creciendo, según los datos del Consejo Internacional de Cereales, citado también por el medio.

Además, al imponer sanciones contra Rusia, EEUU y la UE le hicieron un gran favor, ya que contribuyeron a desarrollar su agricultura. Ahora, el país eslavo puede satisfacer su demanda sin necesidad de importar, como hacía anteriormente.

Las condiciones económicas existentes desde el año 2014 —como la brusca depreciación del rublo respecto al dólar y al euro, los gastos de producción relativamente bajos y la satisfacción de la demanda interna— favorecen a que Rusia aumente su participación en el mercado agropecuario mundial.

De acuerdo con el rotativo suizo, la mejora de las exportaciones rusas podría poner en apuros a muchos productores estadounidenses.

Más información:

Cuando la UE y EEUU impusieron sanciones a Rusia por el conflicto ucraniano, algunos funcionarios rusos lo llamaron “una oportunidad”. En su opinión, estimularía el desarrollo de las empresas del país al fomentar la sustitución de importaciones y hacer más competitivas las exportaciones, recuerda Neil Buckley en su artículo para Financial Times.

Muchos analistas e inversores occidentales en principio se mostraron cínicos respecto a estos planes; sin embargo, en un área, la económica —especialmente la agricultura y sectores asociados— ya se ha justificado el optimismo.

El año pasado, Rusia se convirtió en el mayor exportador mundial de trigo, con más de 34 millones de toneladas anuales. La producción total de cereales por parte del país eslavo alcanzó un récord de 119 millones de toneladas, lo que es sorprendente considerando que hace tan sólo 15 años Rusia era un importador neto.

El éxito va más allá de los cereales, continúa Buckley. Rusia ha sustituido totalmente las importaciones de cerdo y pollo con producción nacional. Se ha convertido en un importante productor de remolacha azucarera. Asimismo, su producción de hortalizas de invernadero el año pasado aumentó un 30% con respecto al año anterior.

Mientras que la agricultura sigue siendo muy inferior a la producción del petróleo y el gas, el sector ha superado las ventas de armas convirtiéndose en el segundo mayor de Rusia. A juicio del autor, fue la caída del rublo lo que ayudó a impulsar las exportaciones y hacer las importaciones más caras, y no necesariamente el impacto de las sanciones impuestas por ambas partes.

Algunos analistas incluso sugirieron que el presidente Vladímir Putin estaba utilizando las sanciones como cobertura para avanzar en un objetivo estratégico que ya había establecido: hacer que Rusia se volviera autosuficiente en materia alimentaria, nota el autor.

Economía de Rusia derrota a las sanciones

Para el mismo fin puede haber sido introducido el embargo alimentario para productos occidentales por parte de Rusia; los consumidores echan de menos los quesos franceses en los supermercados, pero esto significa que la fabricación nacional de quesos se está desarrollando, admite el autor.

También, el Gobierno ruso aumentó los subsidios a los agricultores y a los fabricantes de maquinaria agrícola; el sector se ha beneficiado de la venta de tierras privadas.

Todos estos desarrollos están ayudando a Rusia a aprovechar al máximo ciertos atributos naturales del país, como la región altamente fértil ubicada en el centro-sur de Rusia, concluye Buckley.

 

 

Deja un comentario