Represión militar se incrementa en Honduras

0
17
Fuerzas armadas hondureñas desplegadas para reprimir a la población civil que protesta contra el fraude.

Por Redacción CRITERIO
redacción@criterio.hn

Tegucigalpa. La represión militar y la violación a los derechos humanos, civiles y constitucionales se ha incrementado en Honduras cuando las fuerzas militares se han dado a la cacería de líderes de las manifestaciones de la oposición que protestan contra el fraude.

De manera ilegal y abusiva, los militares están entrando en horas de la noche a los barrios y colonias de las ciudades más representativas de la lucha contra el fraude y es así que en las ciudades de Choluteca, San Pedro Sula, Santa Bárbara y Villanueva en el departamento de Cortés.

La noche del domingo, en los barrios Lomas de Occidente y El Hospital de la ciudad de Choluteca, los militares entraron a las casas de personas que se ha identificado con la lucha contra el fraude impuesto en las pasadas elecciones.
Los uniformados cuando se les niega el ingreso a las viviendas lanzan bombas lacrimógenas dentro de las casas sin importarles si hay menores de edad o personas adultas.

Se reportó que la patrulla 6314 de policía de Choluteca, utilizada por gente uniformada y distintivos de la PMOP, portando fusiles automáticos (armas de guerra) en horas de la noche hacen detenciones dentro de los hogares en barrio Lomas de Occidente.
En ese operativo, la policía militar disparó contra civiles desarmados, golpeó y ultrajó a jóvenes, mujeres y niños, todo eso sin orden judicial. Según vecinos de la zona, los militares están persiguiendo las personas que estén en calles o fuera de la casa en horas de la noche, como si hubiera estado vigente el toque de queda en la ciudad.
Ese hombre fue golpeado por los militares la noche del domingo, cuando transitaba por la calle hacia su casa.

Se reportaron varios jóvenes golpeados y retenidos en los separos policiales de Choluteca, a los que no les permiten asistencia de paramédicos de organismos cómo la Cruz Roja, ni de los defensores de derechos humanos.
También se denunció que los militares no permitieron que los heridos fueran trasladaos a los centros médicos para que pudieran recibir atención.

La población de Choluteca, y otros lugares del país, resienten la indiferencia con que organismos como el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH) y el Comité de Derechos Humanos (CODEH) están viendo esos casos de represión militar-policial contra la población civil en los lugares donde se han reactivado las protestas pacíficas contra la reelección y contra el fraude electoral oficializado por la declaratoria del Tribunal Supremo electoral (TSE)de Honduras, que declaró triunfador al presidente Juan Hernández.

En la ciudad de San Pedro Sula se escuchó un helicóptero volando cerca de barrios: Ideal, Santa Rosa, Ayestas, Satélite entre las 11:15 pm hasta 11:30pm. Después, se escucharon sirenas policiales patrullando y amedrentando a los vecinos de esas comunidades.
Honduras está viviendo en un estado de indefensión. Nada es normal. En este país, los militares sacan a personas de sus casas en la noche, sin orden, manifiestan los afectados en las redes sociales.

Deja un comentario