Presentan fármaco cubano 70% efectivo en úlceras de pie diabético

0
17
Nuevo fármaco que mejora la salud de los pacientes diabéticos.

Otros 25 medicamentos innovadores obtuvieron su registro sanitario ante la Cofepris.

Por Ángeles Cruz Martínez
Periódico La Jornada (México)

Científicos cubanos desarrollaron un medicamento biotecnológico, hasta ahora único en el mundo, que logra la cicatrización de las úlceras del pie diabético, en específico de aquellas que por su nivel de gravedad, representan riesgo inminente de amputación. Hasta 70 por ciento de los afectados se recuperan. El resto, donde no se logra el resultado esperado es porque el tejido ya tiene gangrena y el daño es irreversible, explicó Eulogio Pimentel, director del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología de Cuba.

El experto estuvo en México el pasado lunes en la ceremonia en que recibió el registro sanitario otorgado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) para el Heberprot-P, el cual desde su lanzamiento en 2007 en la isla, ha sido utilizado por más de 300 mil personas en los 23 países donde se comercializa.

Logros demostrados

En entrevista, Pimentel señaló que en estudios de farmacovigilancia –los cuales se desarrollan a partir de que el medicamento está en el mercado– se ha encontrado que la probabilidad de que los pacientes tratados con Heberprot-P sigan vivos después de cuatro años es 70 por ciento más alta respecto de aquellos que no lograron la cicatrización de sus heridas.

Durante el acto oficial efectuado en la Secretaría de Salud, el cual estuvo encabezado por su titular, José Narro Robles, otros 25 medicamentos innovadores también obtuvieron su registro sanitario, entre ellos están cuatro vacunas, un antinfeccioso para controlar bacterias resistentes a los antibióticos y cuatro antivirales.

Ahí, el secretario Narro Robles informó que en este mes el gobierno federal llevará a cabo el acto para declarar estratégica la industria farmacéutica. Se ha pospuesto a causa de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte y a la espera de que concluyan, pero todo está listo para reconocer a un sector que contribuye con 1.6 por ciento del producto interno bruto del país. En todos los sentidos es parte básica de la economía nacional, subrayó.

Respecto del Heberprot-P, el titular de Cofepris, Julio Sánchez y Tépoz, comentó que el proceso para su autorización se inició hace un año. Personal del organismo visitó la planta donde se elabora e hizo una revisión minuciosa de los estudios clínicos que se han practicado y con los cuales está demostrada la calidad, seguridad y eficacia del producto, indicó.

Deficiencia circulatoria, una de las causas

Eulogio Pimentel explicó que una parte del problema de las úlceras está en la deficiencia de circulación sanguínea y la otra es la carencia de factores de crecimiento celular.

Estos factores de crecimiento epidérmico humano elaborados mediante ingeniería genética son los que aporta el biotecnológico cubano.

Actúa desde el fondo de la herida hacia la superficie. Esta característica es la que distingue al producto de otros que trabajan sólo en la parte externa de la herida.

El Heberprot-P se inyecta directamente en la zona más profunda de la úlcera, tres veces por semana y, en promedio, cicatriza luego de 10 dosis, incluso las más profundas y de varios años de evolución.

El experto consideró que los pacientes mexicanos obtendrán un gran beneficio con este producto, sobre todo por la elevada prevalencia de diabetes en el país, alrededor de 10 por ciento de la población general.

Mencionó que al año, alrededor de 3 por ciento de los enfermos desarrolla alguna úlcera en extremidades. De ellos, una tercera parte evoluciona a un problema crónico, es decir, que no cicatriza. Comentó que se iniciará el trámite ante el Consejo de Salubridad General para que el Heberprot-P sea incluido en el Catálogo de Medicamentos del Sector Salud, para que luego se pueda incorporar a los cuadros básicos de instituciones como el Seguro Social, Issste y Seguro Popular.

Deja un comentario