Pide Pekín respeto a compromisos de gobiernos anteriores de EEUU

0
38
Presidente chino hace advertencia Donald Trump.

Advertencia al magnate: “el principio de una sola China no es negociable”

Afp y Dpa

Periódico La Jornada

 

Pekín.

El principio de una sola China “no es negociable”, reafirmó este domingo Lu Kang, vocero de la cancillería china, al responder las recientes declaraciones del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, quien insiste en estar dispuesto a cuestionar este postulado y fortalecer las relaciones con Taipei, a menos que Pekín mejore su política comercial y cambiaria.

“Apremiamos (a Trump) a tomar conciencia de la extrema sensibilidad de la cuestión taiwanesa, y a respetar los compromisos asumidos por los gobiernos estadunidenses anteriores para no comprometer el desarrollo sano y estable de las relaciones bilaterales”, señaló un breve comunicado difundido en Pekín.

“El principio de una sola China es la base política de las relaciones bilaterales y no está sujeto a negociación”, reiteró Lu.

“En el mundo hay una sola China, Taiwán es una región inalienable del territorio chino, y el gobierno de la república popular es el único gobierno legítimo de China”, aseveró de nueva cuenta Lu.

En entrevista el viernes con el diario The Wall Street Journal, Trump dijo que la política de una sola China sobre Taiwan está por negociarse y que él no está comprometido con ella.

“Todo está en negociación, incluida ‘una sola China’”, declaró Trump.

El 2 de diciembre pasado, el futuro mandatario estadunidense rompió con los protocolos diplomáticos para atender una llamada telefónica de felicitación de la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen.

Al contestar la llamada de la mandataria taiwanesa, Trump puso fin a una política diplomática mantenida por su país durante casi 40 años.

Estados Unidos y Taiwán rompieron relaciones diplomáticas en 1979, cuando Washington las estableció con China, y desde entonces ningún presidente –ni electo, ni en ejercicio– conversa directamente con el gobernante de Taipei. La plática telefónica causó estupor en los círculos diplomáticos de Washington y molestó a China, que considera a Taiwán región secesionista y amenaza con recuperarla por la fuerza.

En este contexto, Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán, realizó una rápida parada diplomática en San Francisco, tras visitar Houston y países de Centroamérica, y visitó la sede de Twitter, donde reactivó una antigua cuenta, reportó Euronews.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here