Pese a desacuerdos, Gobierno colombiano y ELN reanudarán contactos

0
34
Mesa de diálogo con la participación del ELN.

Por Adalys Pilar Mireles

Bogotá, ene (PL) – Tras fallidos intentos de aproximación, las delegaciones del Gobierno colombiano y del insurgente ELN volverán a reencontrarse el jueves venidero en Ecuador, para definir el futuro de las anunciadas negociaciones de paz entre ambas partes.

Prometidas desde el pasado 30 de marzo, tales pláticas formales tienen ya una agenda de seis puntos aprobada de mutuo acuerdo, además de una sede, pero siguen sin cronograma pese a las exhortaciones de políticos y defensores de derechos humanos para conseguir lo que han llamado la paz completa.

Luego del reciente acuerdo con las FARC-EP, mayor guerrilla del país, falta ahora alcanzar un pacto similar con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), menos numeroso que la primera organización, pero igualmente activo hace más de 50 años.

El 24 de noviembre el presidente Juan Manuel Santos y el líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), Timoleón Jiménez, firmaron el documento definitivo en el cual dejaron constancia de su decisión para terminar un largo conflicto y expusieron las medidas necesarias a fin de lograr ese objetivo.

Sin embargo, analistas, congresistas y otras figuras del escenario nacional insisten en que sin el ELN la paz de Colombia estará mutilada o inconclusa.

No obstante el anuncio de marzo, el mandatario condicionó el comienzo de las rondas de conversaciones públicas (han estado antecedidas por contactos exploratorios) a la liberación del exparlamentario Odín Sánchez, en poder del ELN.

En tanto esa última agrupación rebelde pide el indulto de dos de sus militantes, quienes deberán fungir como gestores de los esfuerzos a favor de la distensión, al tiempo que rechaza cualquier requisito previo a las citas de Ecuador.

Tal desacuerdo mantiene estancadas las gestiones para instalar la mesa de concertación con presencia de las dos delegaciones.

Además el máximo jefe del ELN, Nicolás Rodríguez, es partidario de ampliar el silencio de los fusiles instaurado por el Gobierno y las FARC-EP a un cese el fuego trilateral que favorezca las futuras reuniones y alivie a la población civil, petición rechazada por el Ejecutivo.

Mientras en algunas regiones los colombianos perciben los beneficios de la suspensión de enfrentamientos y hostilidades con las FARC-EP (decretada y acatada desde finales de agosto), la confrontación con el ELN sigue viva.

Frente al actual panorama monseñor Darío de Jesús Monsalve instó a vigorizar la naciente paz de Colombia y a avanzar en las pláticas con el Ejército de Liberación Nacional, actualmente en un impasse.

El arzobispo de Cali reprobó lo que considera una personalización del tema de las retenciones con la exigencia de Santos para que sea devuelto a la libertad Sánchez.

En su opinión sería prudente tratar ese asunto y otras cuestiones como los indultos de guerrilleros sobre un piso jurídico estable, fruto de un trabajo de comisiones para llegar a una solución de fondo, no puntual.

A pesar de los desacuerdos actuales, ambas partes han reiterado su disposición para reanudar los debates en la capital ecuatoriana esta semana, resta esperar por los resultados de los mismos.

Deja un comentario