Panamá exige a Sacyr nuevas garantías por un crédito de 580 millones

1
67
La esclusa de Agua Clara, en la vertiente del Atlántico de la ampliación del Canal de Panamá. (EFE).

Sacyr asegura que ha conseguido de Panamá una prórroga para extender las actuales garantías sobre los 580 millones de dólares restantes

Por Agustín Marco | El Confidencial

Sacyr entregó la pasada primavera, con dos años de retraso sobre la fecha prevista, la faraónica obra de ampliación del Canal de Panamá con “total satisfacción para el cliente”. Pero, lejos de firmar la paz con los responsables de la infraestructura panameña, las partes siguen a la gresca por los adelantos que le fueron concedidos a la compañía española para concluir el tercer juego de esclusas.

Según han confirmado fuentes próximas a la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), gestor del paso fluvial entre los océanos Pacífico y Atlántico, Grupo Unidos por el Canal (GUPC), la constructora que ha realizado la obra y de la que Sacyr tiene la mayoría del capital, ha incumplido la renovación de las garantías de un préstamo de 580 millones de dólares (555 millones de euros) que vencían el pasado 30 de diciembre. Este dinero, más otros 200 millones adicionales, fue el que adelantó la ACP para finalizar los trabajos y cuya fecha de devolución fue alargada en 2014 hasta finales de 2018.

Por primera vez, la compañía española ha reconocido oficialmente que la obra del Canal de Panamá le va a suponer una pérdida, que podría ascender a los 300 millones.

Pero las garantías corporativas de esos 880 millones de dólares en total debían haber sido renovadas por otras de mayor calidad crediticia para que el crédito estuviese en vigor. En diciembre de 2015 vencían 300 millones, pero Sacyr y la italiana Impreglio no aceptaron aportar nuevos avales, por lo que las dos constructoras y la ACP iniciaron un litigio —del que no llegó a trascender nada— que concluyó en julio del pasado año con un acuerdo.

Pero esa buena voluntad se ha visto resquebrajada otra vez a finales de 2016, cuando debían ser aportadas nuevas garantías por parte de GUPC. Sin embargo, Sacyr rechazó la petición de Panamá, que ha pedido al Estado español que se haga cargo de lo que consideran un incumplimiento reiterado de la empresa presidida por Manuel Manrique. La constructora sostiene que “las garantías que GUPC tiene depositadas sobre los anticipos recibidos de ACP son objeto de negociación continua para obtener las mejores condiciones financieras sin menoscabo de su efecto para el cliente”.

Sacyr asegura que ha conseguido de Panamá una prórroga para extender las actuales garantías sobre los 580 millones de dólares restantes, pero desde el otro lado del Atlántico insisten en que GUPC debe aportar avales de más calidad si no quieren dar por vencido el crédito de forma anticipada. Se trata, reiteran, del doble del dinero que tuvo que ser renovado a finales de 2015 y sobre el que no se llegó a un acuerdo hasta siete meses más tarde.

Información relacionada:

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Luis Quijano, confirmó a Bayano digital que la empresa canalera considera “inaceptable” los reclamos económicos por sobrecostes en los que incurrió el Grupo Unidos por el Canal (Gupc), cuya empresa líder es Sacyr Vallehermoso. Indicó que esas demandas seguirán su trámite normal, en las instancias correspondientes, y que la ACP se acoge a las cláusulas del contrato de diseño y construcción del tercer juego de esclusas de la vía interoceánica, destinado a acelerar el transporte marítimo internacional.

1 COMENTARIO

  1. Aclaracion al distinguido autor; No es a Sacyr a quien se le exige nuevas garantias, es al Grupo Unido por el Canal con siglas GUPC. Sacyr es parte de ese grupo… Es el total de los miembros compuesto por CUSA, Salini/Impregilo, Jan Van Dul y SACYR , a quienes se les solicita nuevas garantias. Igualmente quien solicita pago por 5,000 millones es GUPC. de nada…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here