Nuevo escándalo salpica a Panamá

0
604
“Bahamas Leaks” se perfila como un nuevo desafío para el desarrollo de negocios offshore en la región.

Nuevo escándalo salpica a Panamá

  • La filtración del registro de actividades que involucran el desvío de fortunas a los denominados “paraísos fiscales”, ha puesto en el punto de mira de los países industrializados a los centros financieros, incluido al de Panamá.
  • El material confidencial capturado por los responsables de divulgar el escándalo por filtraciones abarca 3,8 GB de información sobre empresas registradas en la base de datos offshore de Las Bahamas.

Por David Carrasco

Cuando aún no han sido disipados los efectos de los denominados “Panama Papers” o Papeles de Panamá, un escándalo financiero de efectos globales, afecta la imagen de este país: el “Bahamas Leaks”, que pone en la mira a los negocios offshore captadores de capitales en Latinoamérica, el Caribe y otras jurisdicciones.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) y La Nación, accedieron a una nueva base de datos sensible. Los documentos obtenidos contienen información sobre más de 175.000 sociedades offshore, fundaciones y fondos fiduciarios constituidos en las islas Bahamas, entre 1990 y 2016, y sobre sus directivos y algunos accionistas y “beneficiarios finales”.

Tras el estallido del escándalo en el territorio insular del Caribe, hubo algunas repercusiones en Europa, y se espera que también involucre a Panamá, cuya economía privilegia el desarrollo de los servicios bancarios, financieros y registro abierto de naves, y busca resolver los obstáculos creados por temas fiscales a través de un Comité Asesor integrado por figuras notables.

En Holanda, hubo reacciones. Un abogado señaló, que la ex comisaria de Competencia de la Unión Europea (UE) Neelie Kroes actuó “de buena fe” al no declarar que era la directora de una firma offshore en Bahamas, porque pensaba que había sido disuelta.

Kroes aparece en el nuevo escándalo por sociedades constituidas en las islas Bahamas, un “paraíso fiscal” revelado por el ICIJ, que destapó los “Panama Papers”. La funcionaria integró la Comisión Europea, el brazo Ejecutivo de la UE, de 2004 a 2014, como comisaria de Competencia, cargo por el que fue bautizada como “Neelie de Acero”, y responsable de Asuntos Digitales.

Los datos provenientes de Bahamas, que se niega a firmar el tratado de la OCDE de intercambio de información fiscal que ya rubricaron otros 130 países, aportan nueva información sobre sociedades controladas o dirigidas por actuales y ex funcionarios de América Latina y Estados Unidos, Europa, África, Asia y el Medio Oriente.

Además de Kroes entre los nombres más trascendentes, aparece el holding Socma que integró el presidente Mauricio Macri, los hijos del ex mandatario, Fernando de la Rúa, y Carlos Caballero Argáez, quienes habrían intentado evadir el pago de impuestos.

Para Panamá, el hecho no debe pasar inadvertido, debido a la articulación de operaciones internacionales globales del Centro Bancario Internacional de este país, cuyos activos totales alcanzan los 118.602 millones de dólares, y ante el hecho de la persistente intención de europeos y estadounidenses de fiscalizar y supervisar a los bancos que operan dentro del sistema.

Nuevas adendas podría surgir en los convenios de intercambio de información fiscal, para radicalizar el control sobre el actual esquema bancario, lo que obliga a Panamá a tener en cuenta esos acontecimientos globales en medio de la crisis financiera y la recesión que golpean las puertas de Europa.

Deja un comentario