Mega escándalos y crispación de la agenda pública

En Las Mañanitas, los excluidos de la agenda pública, piden agua por señas.

0
175
Presidentte Juan Carlos Varela, informe a la nación al inicio de su cuarto año de goberno

 

  • En Las Mañanitas, los excluidos de la agenda pública, piden agua por señas.
  • Varela culpa a los medios de la percepción de su incapacidad.
  •  ¡La incompetencia es una forma de corrupción!
  •  La lentitud y la incompetencia son la marca – gobierno de la administración Varela. 
  •  Con el apagón durante el discurso, su incompetencia le jugó una mala pasada,
  • Transportar y vender agua es un buen negocio. 
  • El grito de los excluidos” se perdió en el mar de incompetencia de este gobierno.

Esta administración  panameñistas, solamente se ocupa de los mega proyectos diseñados por su copartidario Alberto Vallarino cuando fue Ministro de Economía y Finanzas en el cogobierno Martinelli – Varela.

Por Cecilio E. Simon E.
Redacción de Bayano digital

Nadie sabe y al parecer no interesa, el mensaje a la nación del presidente Juan Carlos Varela, al inicio de su cuarto año de mandato.  Solamente permanece en el “top of mind” en las redes sociales, el “matraqueo” para la designación de la Junta Directiva de la Asamblea Nacional y la protesta de los periodistas, porque él culpa a los medios de la percepción de su incapacidad.

Durante tres años, la administración Varela, mantuvo a la ciudadanía crispada por los mega escándalos de corrupción de su antecesor, utilizada como estrategia para desviar la atención de los problemas cotidianos de la población.  Durante el período, el Ministerio Público y la Corte Suprema de Justicia, con limitados recursos, solamente atiendieron un puñado de casos, que no se acercan al 10% de las denuncias hechas en el primer año de gobierno.

A septiembre de 2016, se contabilizan once megaproyectos, valorados en más de 1,200 millones de dólares,  con un promedio del 51% de avance que fueron suspendidos y abandonados.  La Ciudad Hospitalaria de Panamá, por ejemplo, de 517 millones de dólares, con un 42% de avance, entrará al cuarto año de paralización. Para su culminación, ahora se requiere más de 900 millones de dólares y la cifra va en aumento.  Como ya hemos denunciado en Bayano digital,  ¡La incompetencia es una forma de corrupción!

El presidente Varela, ofreció en su informe, la culminación de las obras dejadas de construir y reiteró los proyectos ofrecidos por él y sus colaboradores.   A inicio de junio de 2014, un mes antes de tomar posesión, se mostró preocupado por los efectos del suministro eléctrico para el funcionamiento del Metro.  “En caso de irse el fluido eléctrico en el país, el Metro se queda parado” dijo, y manifestó, que ya entró en conversaciones con Colombia para reactivar el proyecto de interconexión con este país.

En abril del 2016, Agustín Arias, director de planificación y proyectos de Metro de Panamá, retomó las declaraciones de Varela, al señalar que tiene planeado, para ese año, concretar el proyecto de abastecimiento de energía, a través de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), con la intención de que se eviten las fallas eléctricas del sistema, como la ocurrida en enero de 2015. Es evidente que la lentitud y la incompetencia son la marca – gobierno de la administración Varela. 

 El sábado 1 de julio, se produjo un apagón en Costa Rica, Nicaragua, Honduras y El Salvador, causado por fallas del sistema de distribución en Panamá (que les vende energía eléctrica). Qué ironía, se fue la luz en medio del discurso presidencial.  ¡Su incompetencia le jugó una mala pasada!

El juramento de transparencia es recurrente, mientras la puerta giratoria deja escapar los mega escándalos de corrupción, como los supuestos sobre costos en la red vial construida por la administración Martinelli, el Metro, los hospitales, centros deportivos y un lago etcétera.

Los ministros de obras públicas. son tímidamente llamados a indagatoria, sobre uno de esos proyectos, el de la ampliación de la autopista Arraiján la Chorrera. Nada se dice del escándalo del PAN, al parecer su ex director Rafael Guardia, ya fue sometido a lo que en Bayano digital denominamos, condena prepago; ya lo enviaron a casa sin juicio ni condena. Sobre Odebrecht, ni una palabra.

Se hace evidente que su autoreconocimiento de dirigir un gobierno transparente, está vacío de contenido sin una verdadera rendición de cuenta. Transparencia se ha vuelto un monólogo, que en el mejor de los casos. se ha convertido en una expresión de urbanidad y buenas maneras, extraídas del Manual del venezolano Antonio Carreño, escritas en 1853.

Los medios tradicionales de comunicación registran semanalmente, más de veinte protestas en diistitas comunidades a nivel nacional.  Por ejemplo, a unos veinte kilómetros del edificio en forma de tornillo localizado, en el distrito bancario, que representa en las revistas promocionales, el “Sky Line” de Panamá está el Corregimiento Las Mañanitas, en el que los ciudadanos se abastecen de agua suministrada por carros cisternas.

A diario sus protestas reflejan la crisis de un país que vive del agua que Bayano digital denunció. Este problema, que demagógicamente fue una “promesa de campaña” (100% agua), ahora no está en la agenda, porque transportar y vender agua es un buen negocio. 

Esta administración  panameñistas, solamente se ocupa de los mega proyectos diseñados por su copartidario Alberto Vallarino cuando fue Ministro de Economía y Finanzas en el cogobierno Martinelli – Varela.  El plan Vallarino, que ejecuta este gobierno , no incluye el manejo transparente del canal de Panamá, la defensa y protección de los humedales (de Juan Díaz por ejemplo), de las cuencas hidrográficas, ni una política agraria que defienda al productor nacional; por ello no hay nada que informar en el discurso presidencial. 

En el informe a la nación, no se incluyen las 45 demandas presentadas por la Alianza Estratégica Nacional el 12 de octubre de 2016, durante la marcha “el grito de los excluidos”.   Gisela Pérez-Polo, Secretaria General de la alianza, que agrupa a más de 100 organizaciones de base, declaró a Bayano digital, que el pliego presentado en la Presidencia de la República, y que fue recibido por el director del SPI, comisionado Eric Estrada, no aparece.  Al parecer se perdió en el mar de incompetencias de este gobierno.

 Pasado el primero de julio, el intrascendental mensaje a la nación del presidente Juan Carlos Varela, no es parte del debate nacional. Las redes sociales y los medios de comunicación están crispadas, por la elección de la nueva directiva de la asamblea y por las recriminaciones del oficialismo y la oposición cargadas con denuncias de traiciones, componendas, transfuguismo, clientelismo y maletinazos.  Todos miran a mayo del 2019, en tanto que, en Las Mañanitas, los excluidos de la agenda pública, piden agua por señas.

No hay comentarios

Deja un comentario