Mario Panther, de la crisis de los rehenes en Irán a la Guerra de Las Malvinas

3
767
Mario Panther. (Foto: Revista Ebony).

Por David Carrasco

Hoy, es un episodio en el olvido, pero tras el estallido de la crisis de los rehenes estadounidenses en Irán, hubo un panameño que propuso en Teherán, la capital iraní, un arreglo respetuoso y soberano a ese conflicto desatado tras la caída del régimen del Sha Mohammad Reza Pahlevi. Su nombre era Mario Panther, secretario general de la Federación de Estudiantes de Panamá (FEP), quien encabezó una delegación de alto nivel para cumplimentar una invitación de la juventud en la entonces joven y naciente revolución.

Panther, un joven afrodescendiente de origen humilde, recordado por su hermana como uno de los “soñadores de balcón”, por imaginar a un Panamá soberano y sin estacas colonialistas en su suelo, falleció el 27 de febrero de 2007, cuando iba a cumplir 59 años de edad. Su legado incluye una intensa labor de organización juvenil y de fortalecimiento de las relaciones internacionales y la contribución a la paz internacional, como lo demostró en Teherán.

La crisis de los rehenes en Irán se desarrolló en un período de 444 días, durante el cual el gobierno surgido tras la revolución iraní retuvo a 66 diplomáticos y ciudadanos de Estados Unidos. La crisis empezó el 4 de noviembre de 1979 y se prolongó hasta el 20 de enero de 1981, luego de que una multitud de estudiantes se tomó la sede diplomática donde agentes estadounidenses habían colaborado estrechamente con el impopular régimen represivo del Sha, reclamado en extradición para enfrentar la Justicia.

Panther y su comitiva escucharon las exigencias de los jóvenes iraníes y abogaron por una solución digna y pacífica a esa tensa situación que había comprometido seriamente a la administración del presidente James Carter, quien previamente, en 1977, había firmado los Tratados del Canal. De hecho, Carter pidió al general panameño Omar Torrijos que le diese asilo temporal al Sha. Torrijos accedió, pero envió al ex dictador a la isla de Contadora, en el Pacífico, una lujosa cárcel tropical para el otrora poderoso jefe imperial persa, quien falleció en Egipto en 1980.

Acto de la FEP, organizado en demanda de soberanía total en la Zona del Canal. (Foto de archivo).

Con el liderazgo imprimido por Panther, la FEP encontró nuevos derroteros para difundir la causa soberana de Panamá al interior de Estados Unidos. Se entrevistó con integrantes del equipo asesor de Carter, organizaciones sociales y figuras de la talla del senador Jesse Jackson, Coretta Scott King (viuda de Martin Luther King), ambos defensores de los derechos civiles, y el ex procurador general Ramsey Clark, ganador del Gandhi Peace Award otorgado por la organización estadounidense Promoting Enduring Peace desde 1960.

De hecho, Panther convocó movilizaciones de solidaridad en el ámbito subregional a favor de la lucha de liberación nacional en El Salvador y Nicaragua. Cuando estalló la Guerra de las Malvinas en 1982, encabezó una nutrida delegación de la FEP que marchó por las calles de Buenos Aires y confirió respaldo irrestricto de la juventud estudiosa y combativa de Panamá a la recuperación del territorio insular ocupado sin derecho alguno por tropas, empresas y colonos británicos. “¡Qué no quepa duda: las Malvinas son argentinas!”, aseveró el dirigente de la FEP en un acto de reafirmación soberana organizado en Buenos Aires en plena guerra.

En su vida política, sobresalió como integrante de la VT Torrijsta. En el ámbito profesional, es recordado como un profesional serio y organizado, que trabajó con honradez y eficiencia. Se desempeñó como docente, promotor cultural, escritor, pensador fecundo y administrador público. El ex magistrado de la Corte Suprema Harley James Mitchell, se refirió al desaparecido dirigente con breves palabras que evocan sus atributos: “No olvidaremos al amigo y lo tendremos presente, sobre todo, cuando veamos la bandera nacional flameando orgullosamente en el Cerro Ancón”, ya que en esa cima fueron registrados muchas veces los pasos del activista juvenil.

Al igual que el general Omar Torrijos, Panther entró en el Canal de Panamá recuperado a través de gestas heroicas. En 2008, el Ministerio de Educación creo la Medalla “Honor al Mérito Mario Panther” y el Ministerio de Comercio e Industria bautizó un salón con su nombre. Para el movimiento estudiantil, es un ícono entre la pléyade de dirigentes de la FEP, integrada por Rómulo Bethancourt, Roberto Gómez (+) y José Dídimo Escobar, comprometidos con las campañas de alfabetización nacional. Para sus hijos, fue un padre atento y afectuso, y para la clase política codiciosa y depredadora, una enorme e incómoda piedra en el camino.

3 COMENTARIOS

  1. Esta es una muestra de que la Gente Joven talentosa y comprometida con su momento Histórico muestra sus capacidades resolutivas ante serios y graves problemas dando lo mejor de Si, guiados por su filosofía Humanista, como lo afirmaba todos los días Santiago Anguizola Delgado: SIN MAS COMPROMISOS QUE LOS QUE EL HOMBRE TIENE CON SU DIOS SU PATRIA Y SU PROPIA LIBERTAD (Y DIGNIDAD) que no los tiene los políticos y gobernantes en la actualidad al contrario nos vienen a traer mayores y peores problemas como la Gravísima pandemia de corrupción que arrastramos en la actualidad y frena los programas para el desarrollo social de los olvidados, excluidos y más necesitados.
    Para fortuna nuestra en Panamá tenemos muchas Mujeres y Hombres con las grandes cualidades Virtudes y talentos de Mario Panther a los que tenemos que apoyar para llevarlos a la Presidencia de la República, a la Asamblea Nacional a la administración Pública para solucionar nuestra epidemia de corrupción.

  2. Venerable Mario Panther ejemplar Estudiante Universitario Profesionista y Ciudadano de Panamá y del Mundo. Y ¿cuál es la participación actual de los dirigentes Estudiantiles Universitarios de la UP frente a los problemas nacionales de la actualidad?

    • La dirigencia estudiantil universitaria actual enfrente un doble enemigo que no enfrento la pasada. Si bien es cierto la articulacion de la juventud alrededor de una consigna de liberacion nacional como lo era la soberania plena en la Zona del Canal hacia mas facil la aglutinacion de intereses muchas vecen encontrados, en la actualidad la juventud tiene que combatir contra la lumpenizacion promovida directamente por las generaciones anteriores que de la noche a la manana desmontaron la FEP cuando ya no era necesaria o podia incomodar.
      La consigna actual de crear un Estado mas igualitario, de soberania economica plena y ya no solo politica no aglutina tanta gente como antes porque atenta ya directamente contra los poderes economicos.
      La pregunta de donde estan los dirigentes estudiantiles del presente, se responde preguntando ¿donde quedaron muchos de los dirigentes estudiantiles del pasado? (No digo que sea el caso de Parnther, o muchos otros).
      Las consignas actuales, por ser mas ‘antisistema’ que las pasadas requieren un mayor compromiso ideologico y sacrificio politico, sin contar con el aval o apoyo de los regimenes politicos de turno.

Deja un comentario