Los petroyuanes empiezan a atacar

0
14
Petroyuan. (Foto: CC0 / Pixabay).

En marzo China lanzó futuros de petróleo en yuanes. El país asiático ha estado años preparándose para ello, y por fin emitió un contrato de futuros en su divisa nacional.

Sputnik

El lanzamiento de futuros de crudo fue exitoso, según valoran los expertos.

No obstante, todavía es pronto para calificarlo como un éxito total, porque el contrato tardará largo rato en ganarse una reputación, según señalan los analistas, citados por OilPrice.

Al mismo tiempo, los economistas observan que el único peligro considerable para los inversores occidentales reside en la pregunta de hasta qué punto el Gobierno chino podrá controlar los futuros de petróleo. Pekín siempre ha tendido a mostrarse poco tolerante hacia los cambios de precios salvajes y ha interferido en varias ocasiones.

Según el columnista de Reuters John Kemp, la posible intervención de Pekín en el mercado de futuros podría ser una de las tres supuestas causas de la ruina del contrato. El experto subraya que la política pública no debe ser perjudicial para el comercio de futuros.

China, lista para matar al petrodólar: empieza la cuenta atrás

El analista opina que esta podrá ser la causa del fracaso, aunque los otros dos criterios del éxito se cumplan. Dichos criterios son la demanda comercial de cobertura y la presencia de un grupo de especuladores atraídos al mercado.

Los países miembros de la OPEP ‒en particular, los exportadores de Oriente Medio‒ deberán estar vigilando el contrato de futuros, ya que una vez establecido el precio del crudo chino, el último podrá servir como un instrumento regional de referencia para el precio del petróleo.

“A este nivel de importaciones de la OPEP, los productores de Oriente Medio vigilarán cuidadosamente la situación, ya que en el futuro podrán enfrentarse a la presión por parte de sus compradores chinos”, indicaron los representantes de la organización.

El propio hecho de que la OPEP dedique un artículo especial a los futuros chinos de crudo significa que el cártel toma en serio la posibilidad de que en algún momento sus miembros de Oriente Medio tengan que imponer el precio del petróleo que venden a China teniendo en cuenta el índice chino del crudo.

El objetivo oficial del nuevo acuerdo de futuros es establecer un índice de referencia en el mercado nacional chino. Sin embargo, los analistas lo califican de paso hacia el establecimiento del negocio internacional de yuanes.

En lo que se respecta al ámbito petrolero, la promoción de la moneda china podría permitir que en el futuro el petroyuán fuera capaz de desafiar al petrodólar, según indican los economistas.

Actualmente, China es el mayor importador del petróleo crudo, y su demanda creciente es capaz de influir en el mercado petrolero y en el negocio de crudos más populares, Brent y WTI.

El experto Mohamed Ramady explicó que al empezar el negocio de futuros de crudo chinos, Pekín tiene dos objetivos principales. Por una parte, el contrato permitirá que el tipo de crudo se refleje mejor en el mercado nacional.

Por otra parte, el país podrá promover el yuan en los negocios internacionales y fortalecer su divisa como una posible alternativa al dólar.

Más información:

El Gobierno de Xi Jinping insistirá en su cruzada por la internacionalización del yuan y en abrirle las puertas del mercado financiero internacional para hacerle un hueco entre los grandes, aseguró el presidente del Banco Popular de China, Zhou Xiaochuan.

“Hemos adoptado las medidas necesarias para permitir que el yuan sea moneda de cambio en comercio e inversiones. Además, la divisa ahora forma parte de la cartera de los DEG ‒los derechos especiales de giro‒. Las decisiones más importantes ya las hemos tomado”, señaló Xiaochuan ante la prensa.

A pesar de ello, el presidente del Banco Popular de China añadió que cree que el Gobierno del país puede hacer más “para que los mercados de capital tanto interno como internacional estén conectados entre sí”, y reconoció que todavía falta mucho para que quienes participan en el mercado tengan en cuenta al yuan y no al dólar en sus cálculos e inversiones.

“No podemos obligar a nadie [a que utilice nuestra moneda]. La decisión [de que lo hagan] depende de ellos. De ahí que se trate de un proceso gradual”, quiso dejar claro Xiaochuan, para reiterar que, en esa dirección, China seguirá internacionalizando su moneda.

El yuan forma parte del DEG desde el 1 de octubre de 2016. Se trata de un grupo de divisas que el Fondo Monetario Internacional utiliza para complementar las reservas oficiales de sus países miembros. Se trata de un selecto grupo de divisas en las que sólo están incluidos el dólar, el euro, el yen, la libra esterlina y la moneda china.

Deja un comentario