Los intereses comerciales en Venezuela, alinean a Varela y su canciller de Saint Malo

0
256

El alineamiento con Washington y los intereses comerciales están sobre la mesa para la definición de la política exterior de Panamá con relación a Venezuela.

De un lado está la línea dura adoptada por la vice presidenta y canciller de la República Isabel De Saint Malo, apegada a  la política estadounidense y por el otro la posición del presidente Juan Carlos Varela  centrada en los efectos económicos de las medidas de retorsión adoptadas por el gobierno de Venezuela  en la crisis de abril que afectó los intereses de  influyentes empresarios encabezados por Stanley Motta, propietario de la línea aérea COPA.

La Cancillería de Panamá pretende asumir el liderazgo del grupo de Lima y se adelanta a emitir un Comunicado Oficial (21:31 horas del 20 mayo 2018) antes que el resto de los integrantes del grupo lo hiciera.  En el comunicado afirma que “El Gobierno de la República de Panamá no reconoce los resultados de las elecciones celebradas este domingo 20 de mayo en la República Bolivariana de Venezuela, por no considerar el proceso como democrático ni participativo”.

Esa movida debió producir la satisfacción del secretario de Estado de los Estados Unidos Mike Pompeo y la irritación de Stanley  Motta que aun no se recupera de la costosa  retorción del gobierno de Venezuela a Panamá durante la crisis pasada, que provocó perdidas diarias a COPA por unos  2 millones de dólares y el despido de cientos de trabajadores entrenados.

Con este escenario acuesta, el presidente Varela asume su mandato constitucional de dirigir la política exterior del país hacia Venezuela (hasta ahora en mano de la vice presidenta) y con la usual compartimentación del discurso,  declaró a la Estrella de Panamá y a Telemetro (21 mayo 2018 11.49 am) que: “Mientras dure el actual período constitucional del presidente Nicolás Maduro, Panamá mantendrá una relación cordial con Venezuela”.

“Cuando termine el período constitucional del presidente Maduro entonces veremos en ese momento, con el grupo de países de Lima, cuál va a ser el próximo paso. Por mientras yo hago un llamado al diálogo constructivo y al reconocimiento de que esa elección representa la voluntad democrática del pueblo de Venezuela. Cuando este período termine, entonces sí daremos otra posición diferente”, aseveró el mandatario panameño en su afán de ganar tiempo.

En concordancia, la canciller de Saint Malo fue alineada con la política exterior de Varela (el 21 mayo 2018 06.09 pm) y se vio obligada a reconocer la legitimidad  del gobierno de Venezuela: “actualmente el presidente venezolano Nicolás Maduro está dentro de su mandato democrático producto de una elección que fue reconocida como legítima y cuyo periodo se extiende hasta enero de 2019” dijo.

La canciller reconoce la complejidad de las relaciones con el gobierno bolivariano de Venezuela y se aleja de su posición radical en el Grupo de Lima, al asegurar que llama a consulta a su embajador para discutir qué repercusiones (comerciales) enfrentará Panamá con un eventual retiro permanente del embajador.  “Es una situación compleja, hay elementos de interés para ambos países” concluye.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here