López Obrador: “Que nadie se asuste porque vamos a cambiar de raíz el régimen corrupto”

0
47
El presidente electo de México Andrés Manuel López Obrador. (Foto: @REUTERS/Edgardo Garrido).

CIUDAD DE MÉXICO (Sputnik) – El virtual presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, advirtió en rueda de prensa que nadie debe asustarse por el cambio radical que emprenderá su Gobierno para poner fin a la corrupción y la desigualdad.

“Mi Gobierno va a ser un cambio radical, radical viene de raíz (…) Y que nadie se asuste porque lo que vamos a hacer juntos los mexicanos es arrancar de raíz el régimen corrupto, de injusticias y de privilegios”, dijo López Obrador en una rueda de prensa en el Palacio Nacional tras reunirse con el presidente Enrique Peña Nieto para comenzar a discutir el proceso de transición.

El político izquierdista aseveró que se dedicará a elaborar programas de desarrollo para todo el país en los meses que restan antes del 1 de diciembre, día de su investidura.

“Vamos primero a elaborar al detalle los programas para el desarrollo, me voy a reunir con miembros del gabinete, mucho trabajo de planeación en estos dos meses y medio”, dijo.

López Obrador anunció que volverá a recorrer el país a mediados de septiembre para presentar sus planes de desarrollo.

“Pienso recorrer el país de nuevo, todas las regiones y distritos, a partir de mediados de septiembre hasta finales de noviembre, para presentar en cada región de México el plan de desarrollo integral”, sostuvo.

El presidente electo de México resaltó que en el presupuesto de 2019 se incluirá el ajuste de los sueldos de altos cargos, incluido el suyo que será menos de la mitad de lo que percibe el actual mandatario Enrique Peña Nieto.

“Yo voy a ganar menos de la mitad de lo que gana el presidente Peña Nieto, sin compensaciones; todo eso ya está incluido en el nuevo presupuesto de 2019”, dijo López Obrador en rueda de prensa en el Palacio Nacional tras reunirse con el presidente saliente.

El triunfador de las elecciones del domingo añadió que en ese mensaje presupuestal se incluirán asimismo partidas para cumplir promesas de campaña.

“El presupuesto de 2019 va a reflejar el programa que se propuso en la campaña, es decir ya viene el aumento a las pensiones a los adultos mayores, el apoyo a los jóvenes para garantizarles el derecho al estudio y al trabajo y viene también el ajuste que se va hacer, aclaro, en los sueldos de los altos funcionarios públicos, empezando por el sueldo del presidente”, aseguró.

López Obrador reiteró además que no vivirá en la residencia presidencial de Los Pinos.

“Vamos a convertir Los Pinos en un espacio para las artes y la cultura de México”, dijo.

El político izquierdista dijo asimismo que tampoco utilizará la guardia del Estado Mayor Presidencial.

En la rueda de prensa aclaró que “no va a desaparecer el Estado Mayor Presidencial, se va a incorporar a la Secretaría de la Defensa por completo, como una corporación que está al servicio de esa Secretaría, ya no va a estar encargado de custodiar al presidente de la República”.

Ante reiteradas preguntas de los periodistas por su seguridad personal López Obrador repitió que “me va a cuidar la gente, el pueblo, y me van a cuidar ustedes; estoy hablando de fotógrafos, camarógrafos (porque) me he llevado algunos golpecitos”, sostuvo bromeando y señalando su frente.

Cuando ingresaba al Palacio Nacional para reunirse con Peña Nieto, López Obrador fue rodeado y apretujado por reporteros gráficos que se afanaban por obtener imágenes del presidente electo.

López Obrador fue enfático en su voluntad conciliadora para procesar la transición y el inicio de su Gobierno.

“No tengo enemigos, no quiero tenerlos; tengo adversarios y los respeto mucho y a ellos tiendo la mano franca”, dijo.

Además, agregó que en las elecciones generales no hubo una intervención facciosa del aparato del Estado.

“En el proceso electoral el presidente Peña Nieto actuó de manera responsable; creo que se advierte que no hubo una intervención facciosa del aparato del Estado en el proceso electoral Esto no se había visto en los últimos tiempos”, declaró López Obrador a la prensa en el Palacio Nacional.

El presidente electo aseguró haber celebrado con Peña Nieto “un encuentro muy positivo que refleja la responsabilidad de las partes, que estamos poniendo por delante el interés general de la Nación, independientemente de nuestras diferencias, que son públicas y notorias”.

López Obrador, quien obtuvo más de 53% de los votos en los comicios del 1 de julio, dialogó con el presidente sobre el presupuesto, la economía, las negociaciones comerciales con EEUU y Canadá y la seguridad, entre otros asuntos.

Los dos dirigentes políticos acordaron los términos de la transición que concluirá el 1 de diciembre con la investidura de López Obrador.

Negociaciones del TLCAN

El equipo del Gobierno mexicano que na renegociado hasta ahora el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con EEUU y Canadá no ha hecho un mal trabajo, dijo Andrés Manuel López Obrador.

“Vamos a mantener el mismo equipo, porque eso corresponde al Gobierno actual, tenemos que ser institucionales, respetuosos; tengo información de que no lo han hecho mal los integrantes del equipo que está a cargo de la negociación del tratado”, puntualizó el político tras reunirse con el actual mandatario Enrique Peña Nieto.

López Obrador fue incluso más específico: “Me refiero a los secretarios de Relaciones Exteriores y de Economía del actual Gobierno (Luis Videgaray e Ildefonso Guajardo, respectivamente) y a quienes están ayudando en este esfuerzo”.

El presidente electo sostuvo que “vamos nosotros a coadyuvar en este tiempo con un equipo que va a informarse de lo avanzado y de lo que deba hacerse con el propósito de lograr la firma de este acuerdo”.

López Obrador anunció asimismo una reunión “pronto” con el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, aunque no adelantó la fecha.

De manera simultánea la cancillería mexicana anunció la visita de Pompeo para el 13 de este mes con el propósito de reunirse con López Obrador, Peña Nieto y Guajardo.

México, Canadá y EEUU intenta renegociar el TLCAN, en vigor desde 1994, por iniciativa del presidente Donald Trump, quien ha amenazado varias veces con poner fin al acuerdo y discutir acuerdos comerciales por separado con sus socios norteamericanos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here