Ley del embudo y altos precios asfixian a los panameños

0
33
La gasolina es un buen negocio para las multinacionales petroleras que comercializan los derivados del petróleo.

Ley del embudo y altos precios asfixian a los panameños

En la cuarta y reciente edición de Bayano digital, publicamos la carta de Marco T, Sánchez Pino, a su hijo. La nota contenía un pedido para que los economistas expliquen la razón del alto precio de productos en Panamá, incluido el galón de gasolina, que aumenta cuando el precio del petróleo disminuye, como si fuese una especie de efecto de Ley del embudo, que afecta a los consumidores, a expensas del mercado.

Abordamos al ministro de Economía y Finanzas, Dulcidio De La Guardia, le trasladamos la pregunta y esto fue lo que contestó: “hay una fórmula de indexación, que la maneja la Secretaría de Energía, totalmente transparente. Ellos manejan mejor los detalles sobre el precio de los combustibles que utiliza Panamá, basado en los precios del Caribe, más flete, transporte y el impuesto que cobra la república de Panamá (a productos importados), y eso es lo que cada dos semanas actualiza la Secretaría de Energía, en una indexación automática. El secretario de Energía podría compartir con ustedes toda la data, de cómo se llega a esos cálculos”.

Por su parte. el economista José Ardila, graduado en la prestigiosa Universidad Estatal Lomonósov, de Moscú, y docente universitario, respondió la pregunta del lector: “en este caso, trataré de ser didáctico. Los precios unitarios de cada una de las mercancías que se ofrecen en el mercado, están conformados por una serie de componentes. Al variar uno de ellos, el precio unitario (en un momento dado) también varía.

A cada uno de esos componentes podríamos denominarlos “factor de ponderación”. Por ejemplo, en el precio unitario de la mantequilla encontramos mano de obra, leche, equipo, petróleo, etc.
Si alguno de estos componentes aumenta o disminuye, el precio unitario de la mantequilla variará.

El hecho de que no disminuya, a pesar de que uno de sus componentes (llámese petróleo) haya bajado aunque el resto de ellos haya permanecido invariable, está supeditado a la demanda, o a factores externos al mercado, como es el abuso de los productores vendedores, que varían precios a su libre albedrío.

En un español castizo, ello quiere decir, que hacen lo que les da la ‘puta gana’. Para recibir cualquier explicación adicional, sobre precios unitarios, puede visitar el Centro de Investigación de la Facultad de Economía (CIFE), de la Universidad de Panamá. Allí lo atenderemos con mucho gusto”.

Observación: Bayano digital se compromete a seguir investigando sobre ese tema, y descubrir cómo a los consumidores le meten la mano en el bolsillo, a través de un sistema injusto, donde la Ley del embudo concentra los beneficios y riquezas en pocas manos. La indexación es un procedimiento aplicado a la gasolina de 91 y 95 octanos, y el diésel.

El precio de la Gasolina de 95 octanos bajará cinco centavos y costará 66 centavos de dólar. En cambio, la gasolina de 91 octanos percibirá una disminución de cuatro centésimos y costará 62 centavos. Asimismo, el diésel disminuirá su precio en tres centavos hasta alcanzar los 56.

Deja un comentario